El reproductor de vinilos portable más pequeño del mundo

gdimg.php300x221.jpg

A veces resulta impresionante como la tecnología avanza sacando nuevas soluciones para reproducir formatos tan vintage como lo son los discos de vinilo. Ésta vez los japoneses llegaron a una idea tan revolucionaria como lo fue la teoría heliocéntrica, que cambió diametralmente la forma de mirar el mundo y su entorno. Y es que ahora ya no se necesitan platos giratorios para que el disco gire, de hecho tampoco es necesario una tornamesa.

Lo llamaron The Vinyl Killer, un pequeño y revolucionario mini autito que a primera vista parece un juguete a tracción, pero que gracias a una aguja fonocaptora ubicada en su parte inferior delantera, más un pequeño altavoz en el portalón de la miniatura, lo convierten en un perfecto reproductor de discos con propulsión propia y que saca el sonido deslizándose a través de los surcos del vinilo de manera audaz y divertida.
Únicamente tienes que posar el mini auto sobre un disco y echar a andar el interruptor para que comience su viaje musical en círculos. Su ejecución automática permite reproducir únicamente discos de 33 rpm y funciona con pilas alcalinas de 9V. Son bastante escasos en el mercado, pero si tienes suerte, puedes encontrar algún ejemplar bajo subasta por Ebay.com y sacarlo a un precio que debería fluctuar entre los 50 dólares o más.
Acá te dejamos un video con esta joyita en acción. Que lo disfruten!