Coleccionar juguetes no es un crimen

darthvader00243x300.jpg

Nos topamos recientemente con un blog que acaba de ver la luz a comienzos de mayo y que trata sobre el mundo de los juguetes, pero desde la perspectiva de los adultos, aquella que se forja cuando llega un determinado momento en que estos dejan de cumplir con su principal rol que es el de entretener a los niños y adolescentes, para convertirse en objetos de culto.

Se trata de un mundo que en estricto rigor nació en 1964 cuando la empresa Hasbro decide competir con la diva de las muñecas para niñas creada por Mattel, (Barbie) y para hacerlo, sale a la conquista del mercado pero centrándose en el público adolescente masculino, un hito que abre paso a la era de las denominadas “Action Figure” o figuritas de acción.


La primera figura de acción se inspiró en el ejército de los EEUU y se les bautizo como G.I. Joe, nombre genérico empleado para referirse a los soldados y que proviene de las siglas de “Government Issue”, y “Joe”, por tratarse del diminutivo más común de la época. Tales juguetes se convirtieron en un clásico de los años 80 junto con las posteriores Action Figure de Star War.

Así nace Collecting Toys is Not a Crime, un espacio creado por un chileno aficionado a la colección de figuritas de acción, el que se viste de guía espiritual para introducir a aquellos que están iniciándose, o bien para desenterrar mitos y aportar interesantes datos con su larga experiencia como coleccionista de Action Figure.

Un blog que puede resultar interesante no sólo para los aficionados al hobbie, sino para todos quienes guardamos en algún lugar de nuestra bodega de recuerdos algún He-Man o un Darth Vader de plástico. Echa un vistazo, porque puede que tengas un valioso objeto de colección bajo tus propias narices.