Wild Hibiscus: Flor de appetizer

wildpartyweb2200x300.jpg
Santiago efectivamente está atestado de restaurantes chinos, con platos orientales típicos pero adaptados para conquistar el estómago de nuestro mercado. Un clásico por donde se le mire. Sin embargo, logramos dar con un recinto que con tradición y calidad ha ganado, y desde hace ya bastante tiempo, un puesto privilegiado dentro del mundo de los comedores de comida china.

Nos referimos al mítico Palacio Danubio Azul, uno de los restaurantes precursores y además de los con mayor prestigio en su tipo, con más de 40 años cultivando una elegancia y calidad únicas. Como en todo restaurant de categoría, la buena cocina no es suficiente sin una buena atención, un sello que seguro el Danubio Azul ha de ya tener registrado, por lo que reservar una mesa se convierte en toda una experiencia donde el más popular plato chino, pasa a convertirse en un gourmet refinado, o si se prefiere, exótico.

Y cuando decimos “exótico”, nos estamos refiriendo a un llamativo aperitivo que no deja indiferente a nadie. Hablamos del Wild Hibiscus, un cóctel novedoso y osado traído directamente de Australia, cuyo ingrediente principal consiste en una bellísima flor llamada Hibiscus Salvaje.

Hervida en su propio néctar, la Wild Hibiscus, que dicho sea de paso es 100% comestible y sabrosa, es preparada con agua mineral, un poco de vino espumante y caña de azúcar para lograr suaves notas de frutos rojos.

Gracias a una cordial invitación, lo probamos y fuimos testigos de la coqueta transformación que experimenta la planta cuando se sumerge en el espumante trago, donde es posible apreciar a la flor juguetear suavemente en el líquido burbujeante con sus pétalos completamente abiertos, convirtiendo al Wild Hibiscus en un aperitivo efectivo, delicado y fresco, que promete convertirse en el trago de la casa.

Para disfrutar de un delicioso appetizer, aconsejamos acompañar el Wild Hibiscus con una orden de crujiente Wantan Centolla en salsa agridulce, junto a unas deliciosas empanaditas de loco. De fondo, la recomendación es dejarse llevar por alguna de las sugerencias del, como es el Ostión Si Chiu, un plato sabroso de ostiones salteados con champignones, zanahorias, dientes de dragón, ají verde y tausi, menú que calza perfecto con unos suaves fideos de arroz como acompañamiento.