Canal Trece, mujeres, alcohol y Redes Sociales

Lee la columna de Álvaro Peralta sobre el polémico programa de anoche.

mujeresbebeiendo466x350.jpg

travelpod.com

Anoche decidí no ver en la ex estación católica el capítulo de Contacto titulado “Curada hasta borrarme”. Fundamentalmente, porque pienso que reportajes sobre el carrete adolescente (masculino y femenino) he visto por montones.

De hecho, recuerdo que la única crónica que alguna vez me sorprendió fue una que leí a inicios de los noventa en el desparecido diario La Época y que contaba lo mismo que luego hemos visto, leído o escuchado cien veces. Que los menores de edad no tienen problemas para conseguir alcohol, que beben hasta caer como moscas, que vuelven a casa en radio taxis que les pagan sus padres y que esto ha pasado por años, no es un fenómeno de los adolescentes de hoy. De esta forma, lo de Contacto anoche no es novedad. Igual que la semana pasada con el tema de las alarmas: antiguo, repetido y bien sabido por todos.

Pero volviendo a lo de anoche y al capítulo en cuestión, debo confesar que si bien no lo seguí por televisión, sí me mantuve atento a lo que se comentaba sobre Contacto en Twitter. Curiosamente, lo que pude ver -al menos en mi Timeline- fueron puras críticas al enfoque y la forma de realizar el reportaje.

La periodista Francisca Skoknic (@skoknic), editora de Ciper,  se preguntaba el “¿Por qué es preocupante de por sí que las mujeres tomen más que los hombres?” y también cuestionaba el uso de cámara escondida en el reportaje, “No puedes meter una cámara a un baño, en serio, aunque tapes la cara. No se justifica”. Por otra parte, el periodista de Radio Universo, Sebastián Esnaola (@sesnaola), daba cuenta de lo poco novedoso del capítulo de anoche: “Esta bueno el Contacto, pero el mismo reportaje lo hizo ‘En la Mira’ de Chilevisión la temporada pasada”. El diseñador Francisco Araya (@panchoaraya) también reclamaba, preguntando “Ya, pero ¿Cuál es el objetivo de todo el reportaje? ¿La obviedad?”. Y así, decenas de reclamos en Twitter que criticaban el reportaje por sus sesgos y poca novedad.

Más allá de mis propias aprensiones en relación al tema que tocaba Contacto anoche, me parece interesante lo que sucede con las Redes Sociales, más específicamente con Twitter, que permiten a la audiencia expresar su opinión con respecto a lo que están viendo en televisión prácticamente en tiempo real. Es decir, por mucho que los mismos programas filtren los mensajes de Redes Sociales que muestran en pantalla, lo que podemos ver nosotros, sin edición es simplemente notable. Críticas y elogios sin censura alguna.

Según entiendo, el capítulo de anoche de Contacto remató tercero en el ranking de audiencia del horario prime. Tal vez ya es hora de incluir lo que pasa en las Redes Sociales como un nuevo input a la hora de analizar el éxito o fracaso de un programa. O tal vez, en una de esas, ya lo estén haciendo.