Perdí el tiempo viendo la final de Año 0

Después de más de tres meses acostándome de madrugada terminó el reality.

Final Año O

Durante varios meses hice lo posible para no perderme el reality de Canal 13, me pasé horas viendo TV hasta la madrugada sin pestañar para aprovechar cada minuto de Valdivia con el torso desnudo frente a la cámara. Pero la final de ayer la encontré fome, me decepcionó el reality.

Pero con el tiempo me fueron seduciendo otras cosas y es que los perfiles de algunos de los competidores eran sumamente atractivos. Una de mis preferidas era Constanza Varela, su actitud es interesante. Me hace recordar cuando yo era adolescente, una loca caprichosa amante de la buena vida y la poca vergüenza. Bueno no he cambiado tanto. También uno de los que me atraía era Cristian Menares quien sin duda es un tipo insoportable, pero como que tiene su corazón. Me tinca como un niño Ritalin. Divertido igual, me hizo reír mucho.

Bueno respecto de lo de anoche, de verdad que me dio rabia ver como ambas competencias eran dignas de cualquier capítulo y no de una final. Los tipos se las tiraron durante todo el tiempo que duró el programa y por lo menos en la recta final deberían haberse jugado la vida, eran 25 millones de pesos y millones de personas esperando una final como la gente. Esas donde sientes que la angustia te va a hacer reventar. Ver como los tipos se descueran por la plata. Sé que es terrible que lo diga así pero lamentablemente de eso se trata nuestra televisión chilena o por lo menos el tema de los realities. Puro morbo del más sangriento, patético y sumamente insensible. Eso en realidad es la TV en todos lados. Así que hablemos las cosas por su nombre.

Además, los ganadores no eran mis preferidos. Eso también fue un punto que me desmotivó un poco. Siempre quise que fuera Susana quien ganara la competencia femenina, porque era una mina dura que va de frente. Al principio no la soportaba pero con el tiempo entendí su motivación y descubrí en ella a una mujer que no se deja vencer por nada. Una fierecilla, digna total. Lo de Valdivia lo encontré terrible. Siempre fue mi preferido pero como que le falta fuerza interior, confianza en si mismo. Quizás es muy inmaduro. Triste pero cierto.

A pesar de que Pangal no era santo de mi devoción no puedo pasar por alto su gesto al momento de revelar su polera con el lema “No a alto Maipo” y cuando ganó también lo gritó eso es un hecho que sin duda será recordado y mucho más hoy con la cantidad de conflictos sociales que hemos vivido debido al serie de problemas medioambientales de nuestro país y el mundo.

El programa ayer promedió 23 puntos, con un peak de 28 a las 23:09. Muy por debajo del peak que alcanzó la final de “1810” (rating promedio de 39 puntos y un peak de 48). Definitivamente, esta final no tuvo la misma emoción que las de otros realities, de verdad se desinfló. Creo que estuvo muy desaprovechada la oportunidad. Una lástima.

Fotos: Agencia Uno