Yo vi en vivo a un Beatle

Una experiencia inolvidable.

p1100392-2.jpg

Anoche miles de personas vivieron un espectáculo inolvidable, seguro que la mayoría de los que se dieron cita en el Estadio Nacional no podrán volver a disfrutar jamás. Este se convierte en el recuerdo colectivo de una noche llena de música, euforia e historia.

Mientras esperaba para que el astro apareciera en el escenario pensaba en las millones de personas que lo han escuchado en vivo a lo largo de los años, cuántas calcetineras con ataques de nervios, cuántos fanáticos corriendo por todos los estadios del mundo para conseguir una buena ubicación, cuántas horas de vinilos, cassettes o discos compactos han sonado con su música. Ahí enfrenté la realidad y pensé “esto es histórico”.

Cuando McCartney salió al escenario se produjo un cambio de atmósfera, todas las personas a mi alrededor jadeaban como si hubiesen visto un fantasma, un largo “¡ooooooooo!” sonaba en todo el estadio. Fue impactante, ver lo que un artista puede producir en 50 mil personas solo con pararse frente a ellos sin necesidad de esbozar una sola palabra. Cada vez que Macca hablaba el público se quedaba en silencio, sólo si él les permitía hablar lo hacían.

El Estadio se veía lleno hasta en los pasillos. Cada vez que la gente aplaudía era como si todas esas personas fueran un solo ente. Cuando le respondían al artista todos a coro era como una sola voz. De verdad impresionante.

Mientras pasaban las canciones nos fuimos transportando a otro mundo uno en blanco y negro, luego con todos los colores de la psicodelia. Fue un viaje espectacular gracias a la nostalgia de un público amante de los Beatles. Cuando Paul entonó “Hey Jude” pareciera que todos volaban al ritmo de la canción. Fue pura magia.

McCartney después de dos horas de concierto se veía como si recién se hubiese subido al escenario. ¡Que buen estado físico tiene por Dios! Cuando se fue la primera vez me emocionó mucho que el público le pidió que volver tarareando “Hey Jude”, fue hermoso.

Estoy segura que ninguno de los que estuvo ahí ayer olvidará esta experiencia.