40 días en cama

tomarse las cosas con calma

cama2.jpg

Nuestra amiga Fran Fariña estaba navegando y se encontró con esto: 40 días en cama.

¿Qué es? Es un blog, un proyecto, una iniciativa.

Un día, Camy se lesionó la rodilla y no pudo seguir trabajando. Es instructora de yoga y venía pasando por un período de trabajo muy intenso, donde le decía a todo que sí.

Así que con Iván se les ocurrió una idea: Encamarse por 40 días.

No es que fueran a estar teniendo sexo desenfrenado o durmiendo durante todo ese tiempo. No, la idea simplemente era parar, detenerse, pensar y reflexionar; revitalizar el movimiento “slow” que lleva a concientizarse sobre la extrema velocidad con que estamos acostumbrados a vivir y que muchas veces nos hace perdernos de muchas cosas.

Hicieron un blog, donde cada día escriben algo, y suben algún video. Reciben muchas visitas; de un hombre que hace huertos, una japonesa que hace origami, una mujer que hace libros para niños con trastornos del desarrollo, un sicólogo, una asociación de “Banco de tiempo” etc. También les llegan regalos.

Se ven bastante limpiecitos en los videos, así que seguramente se bañan y todo; y en algún  minuto deberán comprar comida; parece que siguen trabajando de cierta forma.  Están en todas las redes sociales y los auspicia una marca de colchones.

Esto me hizo reflexionar sobre lo a veces muy rápida que es la vida, ya que a pesar de que mi primera columna para Belelú fue contarles que había decidido caminar lento, y que en mi vida también  había tomado un ritmo lento o más “slow”, lo que no quiere decir que sea floja ni mucho menos. Lo que sí me cuesta mucho hacer, es no hacer nada; echarme a contemplar las estrellas o leer cuando no estoy en el metro, ver tele sólo porque sí  y no mientras ordeno, etc. Me da una especie de culpa no hacer nada. Incluso en mis momentos donde tenía mucho tiempo libre, vacaciones etc, siempre encontraba algo que ordenar o algo que limpiar, un deporte que practicar o un algo que cocinar.

En fin, bien por los lolitos estos; eso sí, no se vaya a malinterpretar para todos los españoles; no es flojear y hacer nada por el mundo, sino hacerlo, pero lento y tomando conciencia. Hoy es el penúltimo día; supongo que cuando no tenga nada que hacer, me pondré al día, veré todos los videos  y leeré todas las entradas.

¿Cómo les vendrían a ustedes 40 días en cama?