Edmundo, María Carolina y Primer Plano: Crónica de un fail

La farándula y sus peores momentos.

edmundo1558x285.jpg

Con todo mi respeto a los grandes exponentes del folclore nacional, el festival del Huaso de Olmué es una porquería y el viernes – al igual que a mucha gente- me quitó la oportunidad de ver uno de los acontecimientos más esperados de la cultura de la basura local. El escándalo de Edmundo Varas y María Carolina en Primer Plano.

La semana había estado movida. Twitter explotó cuando la Señorita María Carolina tiró la bomba de que el mini galán había pagado sus servicios con unos cheques chirimoyos. Mala leche, también sapeó que Edmundo andaba duro y que era iñi piñi.

Como fiel amante de episodios rascas, el cahuineo y la vergüenza ajena, me informé de todos los detalles. A la María Carolina ya la seguía en twitter y pude apreciar el horrible y mafioso matonaje que le propinó a Villouta por unos dichos muy sacados de contexto. De ella se puede decir que es una prostituta local, que con sólo asumir su profesión en los medios, se convirtió según ella, en la escort más solicitada en el competitivo mundo del amor pagado. Con delirios de grandeza, insiste en destacar su elegancia, finettza y la plata que gana. Informes en foros de dicen que su servicio es una estafa y que su fotógrafo es un genio del Photoshop.

Edmundo es un personaje adorable, que nos ha dado muchos momentos inolvidables y creo que tenemos una deuda país con él. Vimos en vivo su gloria en Amor Ciego con la Cari y sus muchas caídas: Cuando se fue en cana y gritonió a la jueza, el confuso episodio en la Virgen del San Cristóbal y sus desventuras con Franzuaz.

Anoche en Primer Plano, un rapado Edmundo tiró voladores de luces sobre su inocencia mostrando una copia de su cartola, la que según la periodista del programa exonera de este escándalo de la semana al mini galán. María Carolina en triste declaraciones se contradijo en varias oportunidades y le tembló la pera cuando le pidieron la prueba aclaratoria: El cheque. Ella dijo que se lo devolvió a Varas, previo pago de una suma en efectivo. Hay que recalcar lo vieja que se ve María Carolina y el flaite peinado de peluquería que se realizó para la nota.

Ahora que el caso de los ChiriEdmundo se aclaró un poco, hice bien en presumir su inocencia. Nunca quise pensar que Edmundo sea tan aweonao de pagarle a una dama de compañía con un cheque, luego darle orden de no pago y para peor con la puta más mediática del país. Tampoco quise comprar que andaba más duro que palta de supermercado y que la tenía corteira.

Volviendo al estudio, el tema de los cheques no se volvió a tocar y la presencia del chico reality en el cocido farandulero de CHV se limitó a zafar y dar manotazos de ahogado ante las muy majaderas preguntas del panel. “Venía caliente, me salí de madre” respondió cuando le preguntaban sobre los malos tratos a Franzuaz.

Luego dijo “Soy como soy, asumo mis consecuencias y sus errores”. Edmundo Varas habla en tercera persona y el snob de Jordi dice que “le da monos” que hable así y lo calla con cero conciencia de show, del cual se supone el fotógrafo es un experto.

Edmundo se tuesta, está cada vez  más inconexo y Fran y su pandilla se notan nerviosos. Lo acusan de ser un agresor físico y psicológico, lo que él siempre negó con torpeza. Se ofende profundamente cuando la conductora lo ningunea diciendo que pagó el A3 en cuotas. Fran luego se dedicó a bajarle el perfil a estos dichos, consciente de su clasismo, pero el mini galán ya estaba caliente, medio sacado y con sólo decir “pregúntenle a Julio Cesar Rodríguez” fue expulsado del programa.

Esto fue un insulto a la teleaudiencia. Sólo da pie para pensar que esto es un tongo ideado por el programa (negocio redondo para la escort y Varas), pero yo sigo pensando que Edmundo fue víctima de la crueldad televisiva y del temor de los conductores cagones de Primer Plano de que se descontrolara más de la cuenta y se fuera de tarro. Careraja la García Huidobro lo echa de forma dictatorial, diciendo que no va tocar su vida en el programa, cuando inmediatamente después vino una muy chupamedias nota sobre su vida privada. Un descaro.

Me cuadro con Varas, creo que el tipo puede ser pastel y que quizás le mando sus chuchadas y aletazos a Franzuaz Perrot, pero que eso lo aclare la justicia, no el twitter y los medios, ni menos yo. A Edmundo le tengo cariño y la María Carolina tiene razón, es la prostituta más destacada de Chile.