De noche, muévete en radiotaxi

Son las cuatro de la mañana y la fiesta terminó. No hay ánimo ni condiciones para manejar y tampoco sirve de mucho ir a pararse a la esquina más c…

Son las cuatro de la mañana y la fiesta terminó. No hay ánimo ni condiciones para manejar y tampoco sirve de mucho ir a pararse a la esquina más cercana a tratar de encontrar un taxi. ¿Qué hacer? Llamar a ese número de radiotaxi que todos deberíamos cargar en nuestras billeteras. Es que claro, con un buen dato de este tipo de transporte de alquiler la fiesta siempre terminará de mejor forma. Rápida, segura y por no demasiada plata.

Si te mueves por Ñuñoa, vas a la segura con llamar a la mítica compañía Andes Pacífico (www.andespacifico.cl), con no se cuántos años de trayectoria en este rubro y con tiempos de respuesta en esa comuna -y en alguna aledañas también- de verdad sorprendentes.

Cuando la fiesta se arme por Bellavista, Avenida Perú o Santiago Norte en general, es recomendable viajar con Flash, porque ellos son los que mejor se manejan por esos lados. Literalmente.

Ahora, si la noche santiaguina te lleva por diversos rincones de la ciudad, lo mejor es que tengas a mano los datos de Astral o Monumental. Dos compañías con amplia cobertura territorial. Claro, se demoran más en llegar a ciertos lugares, pero de que llegan, llegan.

Bueno, empresas de radiotaxis hay por montones en Santiago, por lo que solo hay que averiguar cual es el más conveniente según el lugar por donde uno se mueva y ya estamos.

Además, no es malo recordar que estas empresas también pueden entregar otros servicios como el programar con antelación a qué hora te pasan a buscar a una fiesta o incluso sirven de despertador si se solicitan para bien temprano a la mañana siguiente. Y ojo, no faltan las empresas que también (medio extraoficialmente) prestan el servicio de compra de medicamentos o incluso de alguna botellita para alargar la fiesta. En estos últimos casos, siempre es recomendable darle alguna propina al señor conductor.

Busca el radiotaxi de tu preferencia y lánzate a pasar la noche de forma segura, pero entretenida.