El graffitero Banksy tuvo una polémica participación en “Los Simpson”

La familia norteamericana está en problemas.

-El domingo diez de octubre, Banksy, el conocido graffitero británico, se encargó de dibujar sobre los créditos de inicio del capítulo de ese día de la familia más famosa de Estados Unidos, “Los Simpson”.

Es la primera vez que un artista es invitado a elaborar parte de la serie animada creada en 1989. Según lo que dice el diario El País y lo publicado en la BBC, esa secuencia de créditos creada por Banksy causó polémica: inmediatamente después de que la familia se sienta en el conocido sofá para ver la televisión, la cámara nos lleva a una oscura fábrica surcoreana donde los niños y adultos trabajan fabricando el merchandising y las viñetas de animación de la serie.

Según el artista, su creación provocó discusiones en cuanto a las normas de difusión, retrasos e incluso una amenaza de huelga de parte del departamento de animación. Bansky dice que se inspiró en que la serie externaliza la mayor parte de la animación a una compañía de Corea del Sur. Las imágenes de “Money Bart”, título del capítulo, muestran a niños pintando viñetas, un unicornio viejo haciendo las perforaciones a los DVD’s, muñecos de Bart rellenos de pelo de gato muerto, la lengua de un animal muerto sella las cajas de envío…

Y hay más problemas con esta típica familia americana, porque el actor Robert Pattinson no quiso prestar su voz para uno de los episodios especiales de Halloween inspirados en “Crepúsculo”. El capítulo está dividido en tres partes, una de ellas es “Tweenlight”, una parodia de la saga de vampiros donde aparece Pattinson, pero sin su voz. Para reemplazarlo llamaron a Daniel Radcliffe (Harry Potter) quien prestó gustoso sus cuerdas vocales.

En el episodio, Lisa hace de Bella Swan (Kristen Stewart en la película), una joven que se enamora de un Edmund, un misterioso estudiante que esconde un gran secreto. Lisa descubre que es Edmund es vampiro y deciden huir juntos a Drácula Land hasta donde los sigue Homero para evitar que su hija se convierta en una chupasangre.