Bicentenario Literario

Las bibliotecas también celebran.

Este Bicentenario las bibliotecas universitarias no se quedaron atrás. Una de ellas tomó la iniciativa y armó un proyecto para digitalizar las obras literarias Chilenas más representativas de nuestro acervo cultural. Me refiero a la Biblioteca de la Universidad Bernardo O’Higgins, comandada por su la Bibliotecóloga Gloria Ortega.

Clásicos como “Altazor” de Vicente Huidobro, poesía de Gabriela Mistral, de Nicanor Parra y obras de otros escritores chilenos ya están disponibles en dispositivos electrónicos digitales o e-readers (que no es lo mismo que un libro electrónico).

Estos y otros títulos son parte de la Colección Bicentenario de la Biblioteca, la cual fue completamente traspasada a formato digital para dar vida a este proyecto. Éste, además de preservar, ayuda a familiarizar a los estudiantes con el formato electrónico del libro puesto que el servicio considera el préstamo de estos dispositivos por una semana. ¡Algo inimaginable en mi época de estudiante universitaria!

Por ahora se considera sólo el préstamo del material a los estudiantes de la UBO, pero estoy segura que muy pronto ésta u otra biblioteca universitaria se animará a gestionar algún proyecto para que la creación de nuestros escritores esté accesible en formato PDF u otro que nos permita exportar a pendrives, mandarlos por e-mail, destacar párrafos, colocar notas y comentarios personales y todo lo que se puede hacer con los libros electrónicos.

Vale destacar que esta iniciativa no es la primera en materia digital entre las bibliotecas chilenas. No olvidemos el sitio web de la DIBAM, Memoria Chilena el cual ganó, nada más y nada menos, que el premio al mejor sitio web de la UNESCO.

En la misma vereda digital, pero con otro objetivo, la Biblioteca de la Universidad Adolfo Ibañez inauguró este año un moderno servicio que -aunque no considera obras literarias nacionales- pone a disposición de los alumnos la bibliografía más demandada de las asignaturas de cada carrera. Este proyecto, lanzado en abril, concitó mucho interés de los medios. Pero, si de digitalización se trata, imposible no destacar los repositorios de cybertesis, que ya son territorio conocido para los estudiantes universitarios desde hace muchos años.

Para quienes quieran tener más detalles de la noticia del Proyecto Literario Bicentenerio, les dejamos el link directo a la nota en Canal CNN.

¿Qué pasa con el derecho de autor?

De acuerdo a la legislación chilena, una obra literaria pasa a ser patrimonio de todos cuando han transcurrido 70 años desde el fallecimiento de su autor. Pero en esta materia han habido muchos cambios: hace menos de un año, el Senado aprobó las normas del proyecto que modifica la Ley Nº 17.336 de propiedad intelectual.

Obviamente la propiedad intelectual y la protección de los derechos de autor serán temas que se estarán actualizando constantemente, adaptándose a los nuevos modos y vías de acceder a la información. Mientras tanto, como buena Bibliotecóloga -y lectora- estoy muy contenta de contarles que las Bibliotecas van dando pasos agigantados en la senda digital… y no sólo durante el Bicentenario.