Entrever: Una mirada “bajo la piel de Chile”

La exposición se presenta en la galería Telefónica hasta el 21 de noviembre.

¿Anda con la foto de alguien que usted quiera mucho? Esa fue la pregunta que se le hizo a miles de personas a lo largo de todo Chile y que concluyó en Entrever, un mosaico gigante de 36 metros cuadrados suspendido en el aire, con un derecho y un revés y que a partir de este 9 de septiembre se estará exhibiendo en Sala Fundación Telefónica.

El montaje, dirigido por Pablo Walker SJ., es un gran rostro formado por placas de cerámica que contiene en su reverso una infinidad de rostros. “Todas las personas impresas en las cerámicas tienen una sola cosa en común: ninguna llegó ahí por sí misma, alguien la puso, alguien que la llevaba consigo. La paradoja surge cuando alguien lo llevaba consigo, porque en realidad él ’es llevado’ por ese rostro”, explica el autor.

Los retratos fotográficos que se encuentran grabados en este mosaico fueron recolectados de norte a sur de Chile, y en todos estos lugares se realizó la misma acción: Se le preguntó a las personas si andaban trayendo una foto de un ser querido; y se les explicó que el equipo creador fotocopiaba aquellas imágenes de seres queridos que “viajaban” con ellos, llevados en la billetera, la agenda, el porta documentos, etc.

Para Andrés Wallis, vicepresidente de Fundación Telefónica, es un honor contar con un montaje de este tipo, realizado no sólo por reconocidos artistas, sino que por personas de diferentes ciudades de Chile que aportaron con historias e imágenes familiares y que terminaron siendo protagonistas de la obra. “El gran valor de Entrever radica en los recuerdos íntimos de las personas que facilitaron las fotos de sus seres queridos, la cual es una atractiva forma de llegar al corazón del Bicentenario”, comentó el ejecutivo.