Teatro: Buchettino, la historia de Pulgarcito

María Izquierdo cuenta la historia del pequeño niño entre 50 camas donde el público se acomoda.

Buchettino es la travesía del niño que “no era más grande que un dedo pulgar”. El fue abandonado en un bosque por sus padres, junto a sus seis hermanos. Perdido y en medio de la desolación, el pequeño no se deja vencer y decide luchar. Se sobrepone a una tormenta, conduce a sus hermanos hasta el refugio de una casa, mientras en la oscuridad, los acechan los lobos. De pronto, descubre que la vivienda pertenece a un ogro feroz y lo invade el miedo. Sin embargo, el pequeño logra sobreponerse, vence al ogro, y lo despoja de sus riquezas, dejando atrás todos sus problemas y los de su misérrima familia.

Para el dramaturgo Marco Antonio de la Parra, Buchettino debería ser obligatorio para todas las familias. “María Izquierdo cuenta una versión de Pulgarcito, sola entre 50 camas pequeñas donde debemos repartirnos para escuchar la narración intervenida por un manejo del sonido absolutamente impresionante. Apenas se mueve la luz sobre María Izquierdo. Pero las voces cambian en su propia voz, vibra el techo, asusta, conmueve, moviliza. Lo tecnológico se funde con lo teatral. Una joyita que debería ser obligatoria. Y está ahí, al alcance de todos. Para niños mayores de 10 años o de siete muy de la mano de sus padres. Pulgarcito siempre fue un cuento tremendo y el montaje no lo oculta. Se siente la presencia del ogro por todas partes. Pero debería ser obligatorio para todas las familias”.

Asimismo, el crítico de teatro Pedro Labra la catalogó como una experiencia teatral maravillosa. “Original y asombrosa, “Buchettino” busca en primer término recuperar el placer de la narración oral y las fábulas prodigiosas, en un mundo en que se ha perdido el hábito de que los padres hagan dormir a sus hijos con un cuento de hadas. Pero aunque se anuncia en la cartelera infantil, puede proveer de una experiencia teatral maravillosa de resonancias tan sensibles como profundas a todos quienes estén abiertos a sentirse otra vez niños, revivir los temores ancestrales y redescubrir que el miedo, si logramos vencerlo, es una emoción positiva y liberadora. No es poco”.

El trabajo de María Izquierdo es extraordinario. Tiene al comienzo la cálida voz de una mamá que cuenta un cuento para conducirnos al sueño. Pero luego de ella van surgiendo, como en sortilegio, diversos personajes con sus propias voces. Cuando llega al ogro, su registro es tan bajo y metálico, que no parece una voz hecha por ella. Efectos de resonancia aumentan el carácter aterrador de algunas frases”.

Lugar: Centro Cultural Gabriela Mistral. Sala Negra 1.

Entradas: $4.000 niños, jóvenes y estudiantes hasta 26 años. Adultos $ 6.000

Funciones: días 11 y 12 a las 12:00 / 17:00/ 19:00 :: días 17; 18; 19 y 20 a las 17:00 :: días 25; 26 a las 12:00 / 17:00/ 19:00

Edad: Mayores de 10 años