Bombas de Poesía en Berlín

Chilenos lanzan una lluvia de poemas sobre Berlín: más de 8 mil personas disfrutaron de esta exhibición poética al aire libre.

(c) Los Casagrande

Chilenos lanzan una lluvia de poemas sobre Berlín: más de 8 mil personas disfrutaron de esta exhibición poética al aire libre.

El último fin de semana de agosto, un grupo de entusiastas compatriotas decidieron llevar a cabo su plan: se subieron a un helicóptero y, desde no sé cuantos mts. de altura, dejaron caer una lluvia de poemas sobre la emblemática ciudad de Berlín. Evidentemente esto no fue un acto caprichoso: esta actividad era parte de la celebración de la “Noche de los Museos”

Fue tal la expectación que causó esta actividad, que el periódico británico “The Guardian” publicó el artículo Berlin ‘bombed’ with poetry describiendo la hazaña poética en las alturas.

Cristóbal Bianchi, Julio Carrasco y José Joaquín Prieto son los gestores de esta actividad. Ellos pertenecen al colectivo de artistas chilenos Casagrande, y comentan, a propósito de esta intrvención urbana “Este proyecto nació en Chile, en 2001, cuando lanzamos poemas sobre La Moneda. (…) Y dado que fue una experiencia muy potente, decidimos repetir la experiencia fuera del país”. Pero estos innovadores no estuvieron solos, fueron secundados por otros poetas Alemanes, de la la agrupación Literaturwerkstatt quienes se sumaron y colaboraron con el proyecto.

El director de la agrupación Alemana, Thomas Wohlfahrt, supo de esta intervención urbana hace seis años. Desde entonces tenía ganas de llevar esta iniciativa al cielo Germano. Entusiasta, Wohlfahrt recuerda: “Cuando uno ve las imágenes de Santiago de Chile, de Guernica o Dubrovnik, se ve con no poca frecuencia personas llorando. Esa es la magia de este proyecto, esta acción poética tiene una especie de efecto catártico, purificador… de pronto no caen bombas del cielo, sino poemas”.

En su mayoría, los poemas en español son obra de poetas jóvenes quienes han encontrado en este proyecto una red de trabajo y colaboración. Y es precisamente esta particularidad la que enriquece y enamora. “Precisamente una acción como ésta nos acerca, hace que tomemos conciencia de lo que los otros escriben” señala uno de los traductores, tras lo cual profundiza: “también fue muy interesante traducir un par de poemas, ver cómo escriben los jóvenes poetas chilenos, cuáles son sus temas, qué formas escogen”.

¡Corramos tras los poemas!

Este video, que muestra la experiencia en Varsovia, llama la atención por la emoción de la gente…¡ se ven tan contentos!. En Berlín, sucedió algo muy similar: durante 30 minutos llovió, pero esta lluvia estaba cargada de 100 mil marcadores de libros con poemas de 40 autores alemanes y 40 escritores chilenos, los cuales inundaron la plaza del Lustgarten, en pleno casco histórico y cultural de la capital alemana.

La mayoría de los testigos caminaban, saltaban, alzaban los brazos para alcanzar uno de los marcadores. Éstos, cual volantines en pleno cielo diechiochero, dibujaban figuras en el aire antes de caer en manos de los felices paseantes, quienes los recogían e intercambiaban entre sí; o bien los regalaban a otras personas.

Ni un sólo marcador de libros quedó sin dueño. Y para quienes no pudieron asistir, tuvieron la oportunidad de seguir los pormenores de esta actividad a través de twitter, en la cuenta @dw_culture

La capital alemana es la quinta ciudad testido de esta colorida y poética actividad. Primero fue Santiago de Chile (2001), Dubrovnic (Coracia, 2002), Guernica (España, 2004) y Varsovia (Polonia, 2009). La elección de las ciudades no es casual: todas han sido bombardeadas durante periodos de guerra. Los gestores de este proyecto están convencidos de que ésta será una experiencia que motivará a otros (personas naturales e instituciones) a replicarla. En palabras de uno de ellos: “Berlín sería un cierre del proyecto en Europa, pero pronto se viene otro ambicioso objetivo: Nagasaki.”

Quienes quieran conocer más de este estupendo proyecto, visiten el sitio web del colectivo Casagrande, con todos los pormenores del evento, fotografías, videos y más.

Fuente referencial: Artículo publicado en Deutsche Welle, por Cristina Mendoza.