Concurso: Jemmy Button en el Teatro UC

Cuándo Jueves a sábado a las 20 hrs.Dónde Teatro de la Universidad Católica Jorge Washington 26, Plaza ÑuñoaPrecios

[ficha]Los ganadores son:
– Emerson Tuniche
– Paulo Orellana
– Paulina Millán
– Constanza Castillo
– Karina Keller

Podrán cobrar sus entradas dobles en cualquiera de las funciones de este fin de semana.

A cargo de la compañía de juglaría contemporánea Tryo Teatro Banda -Cautiverio Felis (sic) y Pedro de Valdivia: la gesta inconclusa-, la obra Jemmy Button recrea la vida de un niño indígena de Tierra del Fuego que fue llevado a Inglaterra en 1830, a bordo del barco “Beagle”. En este viaje, Jemmy es “civilizado y educado” a la inglesa, para ser devuelto a su tierra tres años después, en el mismo barco, en el que viene a bordo Charles Darwin, en el viaje que le haría vislumbrar su posterior y revolucionaria teoría del origen de las especies.

“La obra no es acerca de Jemmy Button, no es la historia de él, de toda su vida sino que es la historia de este fueguino con respecto a los ingleses. Esta relación habla del choque cultural como un fenómeno crucial tanto del punto de vista histórico, como desde una perspectiva dramática”, dice el director de Jemmy Button, Sebastián Vila.

Con Ximena Carrera como dramaturga, la obra de Tryo Teatro Banda aborda la diferencia existente entre el mundo material de los países ricos y la vida simple de los yaganes que vivían en Tierra del Fuego. “Las cosas, los objetos, como el botón por el cual el capitán Fitz Roy intercambió a Jemmy Button a un yagán adulto, son el detonante de la acción. En Inglaterra, Jemmy es seducido por las bondades de la “civilización”, pero luego es devuelto a su tierra, donde llega con un cargamento de cosas que le son totalmente inútiles, y las pierde, o se las roban, volviendo a su estado normal”, dice Francisco Sánchez.

Con diversos instrumentos, característica de las obras de esta compañía, Jemmy Button también roza la discusión entre el creacionismo y la teoría de la evolución, y muestra las contradicciones del ser humano “civilizado”, que no puede ver a un ser humano normal en quien vive de otra manera, bajo los preceptos de otra cultura.