El inicio del fin

lost.jpg

(c) Lost

Ayer el canal de cable AXN transmitió, en América Latina, el primer capítulo de la sexta y última temporada de Lost y un capítulo resumen que mostraba todo lo que ha pasado en la isla, muy bueno porque ayudó a guiarnos. La semana pasada, cuando se estrenó en Estados Unidos por ABC, las críticas de algunos medios eran:

“Acabamos de ser testigos de un impresionante y atrevido pedazo de relato televisivo, que puso al show en un nuevo estado, camino de fin de serie, que seguirá a los personajes por universos paralelos”, US Today; “Desde los últimos episodios de Los Soprano que la final de un show no ha sido tan esperado”, Los Angeles Time.

Yo coincido absolutamente con esos comentarios, el capítulo doble de ayer me dejó totalmente impactada y llena de preguntas, que espero se resuelvan mientras avanza esta temporada.

Mis dudas

La verdad es que no les puedo contar todas las que me surgieron después de este capítulo, por respeto a quienes no lo han visto todavía. Aquí van sólo algunas, para que se apuren y la vean: ¿Qué es el templo? ¿Están viviendo vidas paralelas los personajes? ¿Por qué Desmond estaba en el vuelo Oceanic 815? ¿Por qué Boone no estaba con su hermana Shannon en el avión? ¿Los que quedaron en la isla están en la misma época que Sun, Lapidus, Ben y el falso Locke? ¿Qué significan los encuentros entre algunos personajes?

Tengo el triple de preguntas que esas y sólo viendo el primer capítulo, o sea, imagínense lo que nos tienen preparados los creadores de esta serie que se filma en Hawai.

Lo que trae esta temporada

A pesar de que Juliet muere con la explosión de la bomba de hidrógeno (pobre Sawyer), la seguiremos viendo en los capítulos que siguen. Claire y Christian Shepard, el padre de Jack, volverán a la isla; van a seguir apareciendo Charlie, Boone y Libby, aun que hayan muerto en temporadas pasadas y continuará el triángulo amoroso Jack-Kate-Sawyer.

Queda claro que no hay que perderse ningún capítulo de esta última temporada para que podamos atar todos los cabos sueltos. ¡A disfrutar de Lost!