El gran acierto de James Cameron

avatarlapeliculaes.jpg

(c) Avatarpelicula.es

Se estrenó hace apenas unos días y ya es todo un éxito. Lleva ya dos fines de semana como la película más vista de Norteamérica y hoy se habla del fin de semana más exitoso de Hollywood. Superó los US$$260,3 millones que se recolectaron con el estreno de “Batman: El caballero de la noche” el año pasado, alcanzando los US$$270 millones. Y para rematar, consiguió 4 nominaciones a los Globos de Oro.

¿Qué tiene de especial Avatar que causa tanto alboroto? Al parecer, todos los años invertidos en la increíble tecnología 3D dieron sus frutos. Y es que todo apunta a que después del éxito de “Titanic” (1997),  el director James Cameron se dedicó por completo a trabajar en Avatar, la película más cara de la historia.

La trama se desarrolla en un contexto futurista, el año 2154 y en la localidad de Pandora, lugar cuya atmósfera resulta tóxica para los humanos. Pero lo más especial de este exótico escenario es que está repleto de un extraño y carísimo mineral que podría terminar con los problemas energéticos de la Tierra. Por esto, las corporaciones están dispuestas a todo para extraerlo.

Jake Sully, un ex marino en silla de ruedas, es el elegido para entrar en Pandora. Pero ¿Cómo?, por medio del programa Avatar, en el cual desarrollarán un cuerpo biológico a partir de ADN humano y ADN Na’vi (Nativos de Pandora), el cual podrá ser controlado por Jake a través de su conciencia y así sobrevivirá a la atmósfera tóxica.

Una vez en Pandora el plan es engañar a los nativos y luego atacarlos para que el camino quede libre para la extracción del mineral. Pero cuando Jake logra infiltrarse conoce a Neytiri y las cosas cambian. Aprende a vivir como un Na’vi y comienza a dudar de sus convicciones.

Si bien la película ha recibido excelentes críticas y se dice incluso que marcará un antes y un después en los efectos especiales, muchos quedaron decepcionados con el guión. Y la verdad es que el argumento nos ofrece algo que suena muy conocido.

Pablo Kurt, de Filmaffinity.com, recalca este aspecto: “Mientras estabas ascendiendo a la cumbre del 3D, el guión cayó precipicio abajo, para hundirse en la sima del convencionalismo y los lugares comunes del cine más comercial”.

Aún así, parece que la tecnología 3D es más fuerte, y la gran mayoría de las críticas apuntan a que Avatar es una experiencia imperdible, que marcará una nueva etapa en la historia del cine.

Puedes ver una muestra de estos efectos en el trailer que dejamos a continuación.

Fuentes: avatarpelícula.es, filmaffinity.com y emol.com