Amsterdam Connection en Club Escocés

Cuándo Jueves 17/12 Dónde Club Escocés, Santa Isabel 0475 Precio Entrada liberada con consumo mínimo

[ficha]Desde Amsterdam nos visita nuestro colega y amigo Pablo Sandoval quien compartirá con nosotros lo último en la tendencia del techno underground, fruto de un buen par de años compartiendo cabina con excelentes Djs locales y alguno que otro compatriota en estas lejanas tierras…

Además lo acompañaran sus más antiguos colegas como son Paula Burgos y Marco Parodi quienes agregarán la cuota local para quienes buscan seguir disfrutando el ritmo de la vanguardia.

Pablo Sandoval:
Cualquier persona que actualmente tenga treinta años recordará las inolvidables e incesantes celebraciones en la época de oro de la electrónica en Chile, lugares como La Feria, Dominica 54 y el mítico Tantra Lounge fueron escenario del también en ese entonces semillero de nuevos talentos en la escena de Djs y productores locales. Pablo Sandoval era uno de aquellos, sobre sus hombros estuvieron dos de los más importantes eventos de la era: Techno Fashion y Tantra anniversary 2004, los que causaron furor en el público capitalino, pero Pablo tenía otras ambiciones, si bien ya tenia un bagaje importante y era un nombre habitual en los clubes santiaguinos, era tiempo de un cambio y de la materialización de su propia producción musical.

Ámsterdam sería el destino que acogería a este periodista quien decidió dejar la televisión y dedicarse de lleno a la producción de su primera placa electrónica, sin embargo los buenos contactos no eran suficiente en los países bajos, así que con vinilos en mano comenzó a tocar en distintos clubes europeos, la sorpresa sería grande.

Con una buenísima recepción del público, desde el año 2006 ha deambulado en importantes Clubs entre ellos el famosísimo Studio 80, Club 8 y Dupa,y a deleitado a exigentes oídos con sus mezclas en lugares como TWSTD y Getaway.

Multifacético como se define, hoy esta de vuelta en nuestro país ad portas de lanzar su tan anhelada producción discográfica y en una suerte de reencuentro con el público chileno y sus raíces con el fin de mostrar lo que mejor sabe hacer: hacer feliz a la gente bailando.