Los chicos de la tienda de mascotas

petshopboys.jpg
Ayer terminando un largo día de trabajo recibí una excelente noticia, me estaban regalando entradas para ir a ver a Pet Shop Boys ¡en vivo! No me quedaba más que llamar a alguien que me acompañara y correr, ya que el show estaba por empezar.

Llegamos al Movistar Arena -a mi juicio uno de los mejores lugares para un concierto en Chile- con una buena cuota de retraso pero sólo para perdernos un par de canciones según pregunté a los fans a mi lado. Instalada ya en una inmejorable ubicación, enganché de inmediato con la química de los genios arriba del escenario. Neil Tennant con su voz inconfundible iluminaba el centro del escenario mientras que Chris Lowe en un plano más recatado hacía de las suyas con los sonidos synth pop que movían a miles de personas.

Go West, It´s a Sin, West End Girls e incluso un inesperado cover de “Viva la vida” de Coldplay lograron emocionar a los asistentes. Nota aparte merecen los tremendos bailarines que a la vez hacían de coro, cuatro personas que se contornearon en cada canción, sin importar si estaban con cubos en la cabeza, con trajes de oficina o con unos coloridos buzos (¡bellísimos!). Aplausos para el guapo de Sean, la genial Charlotte y las rubias mellizas Poli y Sofi.

La simpleza de la escenografía no necesitaba más. Cubos blancos eran apilados por un equipo de tramoya de todas las edades vestidos de cascos y delantales blancos, y luego desamontonados para cambiar la escena según el tema de turno. Los cubos brillantemente iluminados, lograron lo que se necesitaba, en general poca parafernalia y recursos simples como que el centro del show fuera un chico solo bailando o en la penúltima canción una explosión de papelitos brillantes que todos querían guardar. Todo sea para tener un pedacito de tus ídolos.

Y no es para menos. Pet Shop Boys ha vendido más de 100 millones de discos en el mundo en más de 20 años de trayectoria, lo que se notaba en las diversas edades del público, papás disfrutando por igual con sus hijas adolescentes que usaban bandanas con el nombre del dúo británico.

Si tomamos en cuenta que recién a principios de este año “los chicos de la tienda de mascotas” fueron homenajeados en los Brit Awards y cerraron la ceremonia con nuevas estrellas de la música como Lady Gaga y The Killers, podemos confiarnos que de Pet Shop Boys, tenemos para rato.