Aprenda los secretos del Japón con sólo 6 minutos al día

El cine, las series y algún largometraje han mostrado las bondades de la cultura japonesa. Cultura milenaria y con una vasta cantidad de secretos y místicas propias del oriente.

Lamentablemente para los televidentes, el conocimiento forjado por tantos años se ve menoscabado cada vez que aparece una película que involucra al país del Sol Naciente. El típico “Maestro Japonés” le enseña al occidental abatido sus técnicas en menos de 2 semanas, tiempo en el que las domina y derrota a sus enemigos.

¿Son tan fáciles las técnicas japo que se enseñan en tan poco tiempo?

Pero vamos a los ejemplos más representativos de este concepto:

KARATE KID 1,2,3: Un adolecente con cara de pendejo buena onda( nótese que esto último es una característica del actor y no del personaje, sino vean CrossRoad), aprende Karate en 2 semanas y gana un torneo donde competían los matones de la escuela que siempre le sacaban la contumelia. Luego viaja a Japón y le pega al sobrino del amigo de su Maestro. Finalmente vuelve a USA y gana nuevamente el torneo pegándole en la final a un ex convicto.

BLOODSPORT( El Gran Dragón Blanco): Un pendejo se mete a la casa de un Japonés y el hijo de este le saca la cresta. El pendejo pide disculpas y luego se vuelve discípulo de este maestro. Junto al hijo comienzan a entrenar( bueno, este entrenamiento dura la mitad de la película pero no quita el punto final del artículo) y finalmente el occidental gana el torneo que el hijo del maestro nunca pudo ganar.

Rápido y Furioso(jugoso?) Reto Tokio: Un gil, de esos que cree que la adrenalina de la velocidad es lo mejor del mundo, se va a Tokio donde en una carrera le vuelan la raja( perdón pero no pude evitar decirlo en Chilensis ya que realmente fue una sacada de xuxa), con una técnica llamado Drift. En 2 semanas la aprende y luego de eso ya era todo un maestro.

El Último Samurai: Un ex militar borracho y acabado aprende en 2 meses las técnicas de los samurais y se convierte en el mano derecha del samurai bakan.

Y así podemos seguir y seguir nombrando series, películas y demases, si hasta en Chile tuvimos al Sholwan, el primer Samurai Shileno.

Pero que hay detrás de este análisis? Simple, quiero dejar la inquietud del por qué los occidentales podemos ser mejores que los japoneses en solo 2 semanas? Somos tan ordenados y eficientes como ellos? Somos más hábiles que esos adolecentes japoneses que toda su vida han practicado Karate, Judo, Kendo? O al revés: los japoneses pasaron miles de años cultivando una cultura que en realidad es tan simple que se aprende en 2 semanas?

Les dejo la interrogante para debatir sobre esto y para comenzar a respetar un poco más, cinematográficamente hablando, a la milenaria y compleja cultura del Oriente.

KnightBlues

PD: JilarilariE, también estay terrible de gorda.