El baloncesto femenino comienza una nueva era en Puerto Rico

La selección nacional de baloncelistas mujeres en Puerto Rico calienta motores para un año histórico

El deporte femenino en Puerto Rico es uno de esos pocos bastiones de resistencia, resiliencia y respeto. Las muchachas tomaron la batuta y han hecho de los sueños, la desigualdad y la necesidad, una nueva realidad refrescante en tiempos de crisis.

Entre ese combo femenino que hoy es catalítico para la movilidad social de Borinquen, resalta el caso de la selección femenina de baloncesto, quinteto que el año pasado obtuvo su primer pase a la Copa Mundial en Tenerife, España, la cual se celebrará entre el 22 y el 30 de septiembre del corriente. En ese sentido, es un hecho sin precedentes y marca el inicio de una nueva era en los tabloncillos boricuas.

“Siempre he dicho que las mujeres, en todos los ámbitos, han hecho grandes cosas por este país. Yo soy un hombre que dirige femenino y que ha visto el trato desigual. Y lo que creo es que tenemos que ir creyendo en la mujer y darle oportunidades de crecimiento. Una de las cosas que está haciendo la Federación de Baloncesto de Puerto Rico (FBPUR), y que ha sido mi mensaje, es tratar de desarrollar coaches féminas, para que, finalmente, tengamos talento femenino dirigiendo en el futuro”, manifestó el director técnico del combinado, Jerry Batista.

Son tres las citas internacionales en agenda para las muchachas este 2018: Centrobasket (en Manatí, del 20 al 24 de agosto), Centroamericanos de Barranquilla (a partir del 19 de julio) y el Mundial. Ante eso, queda sobre la mesa el respaldo del pueblo a sus atletas y la transformación de una cultura deportiva que, al sol de hoy, no logra poner en escena el trato igual entre hombres y mujeres.

“Son estigmas que tiene el pueblo. Hay mucho prejuicio en Puerto Rico de que las muchachas no deben jugar baloncesto, que no deben ser boxeadoras, que no deben jugar pelota… Eso es discrimen por razón de género. Somos seres humanos y tenemos derecho a las mismas herramientas para poder desarrollarnos. Y mira, las muchachas clasificaron ya al mundial y los muchachos no han clasificado. El pueblo tiene que ver que ellas representan al país igual que los varones”, sostuvo, por su parte, el presidente de la FBPUR, Yum Ramos.

El licenciado Ramos indicó que la empresa privada y el Gobierno deben entender cuál es la función social que tiene esta selección femenina en este momento. Y ante el panorama económico que enfrenta la FBPUR, aprovechó para puntualizar las aportaciones del municipio de San Juan y su alcaldesa, Carmen Yulín.

“El municipio de San Juan ha sido clave [en inyectar los fondos para las muchachas]. [La alcaldesa] Es la única que nos ha dado la mano con la selección femenina. Ella cree en el deporte femenino. Y como yo le dije: ‘Alcaldesa, usted apostó a un caballo que pagaba 1,000 a uno’, y ganó. Fue un tajo y las muchachas creyeron en ellas mismas”, aseguró el presidente.

Por su parte, algunas jugadoras también se hicieron sentir en entrevista con El Calce. Michelle González destacó la importancia de los logros de la selección femenina en pro de la equidad y el reconocimiento de la mujer en igualdad de condiciones con los varones.

“Haber clasificado el año pasado todavía sigue siendo un gran logro para el baloncesto femenino, para la mujer que se sigue abriendo camino en la sociedad. Las mujeres también tenemos el calibre para estar arriba y tener esa visión de que la sociedad nos respete y nos dé la oportunidad de demostrarles que nosotros también valemos mucho”, dijo González.

Asimismo, la capitana Pamela Rosado afirmó que el 2018 marcará una nueva etapa para el baloncesto nacional.

“Son tres torneos importantes. No se espera nada menos que oro en los primeros dos (Centrobasket y Centroamericanos) y esperamos la clasificación a las mejores ocho del mundo”, sostuvo.

Entretanto, la canastera Dayshalee Salamán hizo lo propio.

“Para nosotras siempre ha sido un orgullo y un honor representar a nuestro país con dignidad y, obviamente, necesitamos su apoyo al 100 %. Seguimos trabajando duro para poder representar a nuestro país por todo lo alto”.

Finalmente, la delegada del quinteto, Yanira Liceaga, invitó al sector privado y al Gobierno a continuar invirtiendo en los programas de desarrollo, así como en los proyectos deportivos de esta naturaleza.

“Que se le dé la misma importancia [al baloncesto femenino]. Ya estamos entre los mejores 16 equipos del mundo. Creo que eso es un mensaje alto y claro de dónde está el baloncesto femenino en Puerto Rico. Mayor inversión, mayor respaldo y que se traduzca también en mayores auspicios. Que nos apoyen”, sentenció.

Te recomendamos: