Deco

Costilla de Adán: 5 tips que debes conocer para darle larga vida a la planta

La fotogénica Costilla de Adán es una planta trepadora, procedente de climas tropicales.

La planta Costilla de Adán, cuyo nombre científico es Monstera Deliciosa, está de moda en el mundo de la decoración. Se trata de una especie frondosa que sirve para interiores y que además es una de las más llamativas en las redes sociales, en especial, en Instagram.

La fotogénica Costilla de Adán es una planta trepadora, procedente de climas tropicales,  es la reina del interiorismo vegetal, y es una planta fácil de cuidar.

Dentro de la casa

Esta planta es originaria de las selvas tropicales donde las temperaturas son más altas al igual que la humedad. Esto lo hace una planta perfecta para tener en interiores tanto en invierno como en verano.

Si amas las plantas y la Costilla de Adán, es una de tus preferidas. Acá te mostramos algunas de sus características y cuidados que debes considerar:

Buena elección

Al momento de adquirir una Costilla de Adán en una tienda o floristería debes considerar lo siguiente: intenta ver la raíz y comprobar que esté fresca, y que no esté ahorcada, dando vueltas alrededor de sí misma.

Verifica que su tallo esté fuerte y que las hojas están bien, que la planta no posee ninguna plaga, en especial, en sus hojas.

En el interior

La Costilla de Adán es perfecta para el interior del hogar.

Las monsteras son plantas epífitas, que no tienen un tronco propio, leñoso, y por lo tanto no tienen un crecimiento vertical, sino que buscan otro soporte para crecer.

Lo recomendable es que esta planta se coloque cerca de una ventana. A más luz, mayor capacidad de hacer la fotosíntesis.

De poca agua

La Costilla de Adán es una planta que exige poca cantidad de agua.

Una manera de comprobar la necesidad de riego de la planta es la de tocar la tierra y comprobar si está húmeda.

Cuidados con sus frutos

Puede producir unos frutos dulces similar a la piña, aunque en interiores no reúne las condiciones para poder generarlos.

Hay que tener en cuenta que si vemos que genera algún tipo de fruto estando en interiores no será comestible, puesto que tendrá alto contenido en ácido oxálico. Este ácido es muy tóxico y corrosivo.

Su crecimiento

Es una planta trepadora que puede llegar a alcanzar muchísimos metros.

En el exterior, esta planta puede alcanzar hasta 20 metros, y en interior, hasta los 3 metros. Puedes colocarla en un lugar alejado del sol directo y regarla con frecuencia.

En la naturaleza se agarran de otros árboles para crecer hacia arriba, gracias a sus raíces aéreas, en busca de la luz. En casa, sin embargo, tenemos que plantear otras estrategias.

Dentro de la casa, a esta planta le puedes colocar un tutor, un palo de fibra de coco, o anclarlas en la pared. El palo de fibra de coco le permite tener más humedad y juega a ser como el tronco de otro árbol.

Si no tiene un tutor donde pueda ir trepando, las ramas se caerán al suelo por no tener algo a lo que agarrarse y tendrá un aspecto muy feo.

Trasplante

Si deseas trasplantar la planta del interior al exterior lo recomendable es hacerlo en primavera.

Hay que hacerlo en las condiciones más óptimas, por eso es mejor hacerlo en primavera, porque cada día tiene más luz y estas condiciones son mejores para que la Costilla de Adán haga el proceso de fotosíntesis y se adapte más rápido a su nuevo ambiente.

Combinaciones

Esta planta es perfecta para combinar con otras que tenga diferente textura.

Pueden mezclarse perfectamente con otras plantas del estilo dracaena o algunos helechos.

Al juntarlas entre otras plantas aumenta el carácter vigoroso y saludable que puede llegar a tener la habitación o el espacio en donde la coloques.

Mas de este tema:

Jazmín: cuidados y propiedades de la planta con más perfume y fragancia

Así es la maceta inteligente que cuidará tu planta mientras no estás

La cerámica artesanal, dale un toque vintage al interior del hogar

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos