Conoce los 5 principios básicos de la decoración de interiores

Te contamos cuáles son los aspectos que debes considerar al momento de decorar un espacio

Darle un nuevo aspecto a una habitación, es un gran desafío. Sin embargo, la dificultad aumenta cuando además de renovarlo, queremos incorporar elementos característicos de nuestra personalidad en un espacio que muchas veces no sabemos aprovechar. Para tener más claridad, hay que tener en consideración los 5 principios básicos de la decoración.

Esta noción considera los aspectos fundamentales que contribuyen a una adecuada convergencia en una habitación o en el hogar.

¿Qué debes tener en cuenta? Te lo contamos a continuación:

  1. Espacio
    Al momento de plantear una renovación, se debe determinar cuál es el espacio que modificaremos. Este nos dará una idea de qué podemos hacer en él, y qué estilo podemos aplicar. También se deben tener en cuenta los elementos que se incorporarán dentro de ese espacio. En este punto, hay que considerar los muebles y otros elementos de decoración, tomando en cuenta sus dimensiones para no entorpecer el movimiento al interior de la sala.
  2. Color
    Junto con el espacio, la elección de color es fundamental al momento de decorar. Y es que los elementos en su totalidad pueden depender del color que se elija. Por eso, hay que saber cuál es el color más adecuado para el ambiente que modificaremos. Si lo que se busca es expandir una habitación, lo más adecuado es un tono claro como el blanco o tonos pasteles. Por el contrario, si lo que se busca es generar un ambiente más acogedor, se puede optar por tonos más oscuros.
  3. Líneas
    Son las encargadas de definir el espacio. Las líneas ayudan a establecer el recorrido visual que se hace al ingresar a una habitación. Se deben tener en cuenta para lograr un equilibrio en el mensaje que queremos entregar. Si se busca ampliar el espacio, se deben usar líneas a lo ancho. Las líneas en diagonal, proyectan energía y movimiento. Las líneas curvas, en tanto, dan una sensación de fluidez y naturalidad.
  4. Formas
    Al igual que los aspectos anteriores, las formas contribuyen a percibir los espacios de una manera determinada. Si bien en un mismo espacio se pueden incluir distintas estructuras, estas producen distintos efectos. El cuadrado sugiere estabilidad y fuerza, el círculo transmite unidad, y el triángulo agresividad.
  5. Texturas
    Tienen que ver con las sensaciones que queremos entregar. En este punto no solo se consideran las texturas, sino que también los estampados, y mientras que un estampado liso o suave dará la sensación de calma, uno llamativo o rugoso hará el efecto contrario e incluso podría recargar el espacio. También puede dar profundidad y permite expresar la personalidad de quien decora.

¿Cómo combinar colores dentro del hogar? Conoce la regla del 60-30-10

Decorar una habitación puede resultar muy complicado, pero esta infalible proporción ayuda a hacerlo todo más sencillo