Renueva tu año y tus energías con estos consejos inspirados en el Feng Shui

Eliminar lo que no usamos, evitar objetos que traen malos recuerdos y mantener el orden nos prepara para fluir en una vida abundante.

Primer mes del año, semanas perfectas para usar el entusiasmo inicial y partir de cero. Nos gusta proponernos metas, superarnos, empezar la dieta, ser más constantes con las responsabilidades o motivaciones, y tener calma en nuestras vidas y espacios. “Nuevo año, nuevo yo”, solemos decir, y, ¿qué mejor que utilizar toda la sabiduría oriental a nuestro favor?

El Feng Shui es un antiguo sistema filosófico, de base chino taoísta, que nos invita a ocupar de manera consciente y armónica los lugares que habitamos; todo con el fin de lograr una influencia positiva en nosotros, en nuestras energías. Y no se trata sólo de ordenar, es más que eso. Se trata de limpiar a fondo, librarse de malas frecuencias energéticas y cargar tu casa de manera correcta.

Reestructurar es un ritual donde todos los integrantes de la familia pueden participar. Involucra a los más pequeños de la casa, pídeles que revisen sus objetos, que desechen lo que ya no quieren y que vayan entendiendo qué es lo que almacenan en sus cajones. Comprender el significado de la limpieza desde la primera edad puede ser clave para que las habitaciones sean aliadas en nuestros procesos de crecimiento y transformación durante la vida.

¿Cómo empezar?

Lucía Boero, desde joven, se interesó en filosofías orientales, conoció el yoga, la cábala, el chamanismo y los cristales y gemas, pero es en el Feng Shui donde encontró el equilibrio perfecto entre sus estudios alternativos y el diseño.

Para ella, enero es un mes perfecto para dar el paso. “El 4 de febrero es el Año Nuevo Chino, cuando empezaremos el año del Cerdo de Tierra, y hay que preparar las casas para recibir lo nuevo con buenas energías”, explica la experta y agrega que el primer paso es el orden y la limpieza, la buena ventilación, despejar los espacios.

Recomienda cambiar muebles de lugar, poner flores frescas en el living, abrir ventanas, renovar el aire y el Qi, como se le denomina al campo energético positivo. “Rodearse de cosas lindas, cuidar la armonía en la decoración y en los colores”, en definitiva, que llegar a nuestra casa sea un agrado.

Sylvia Galleguillos es directora de la Escuela de Feng Shui con su mismo nombre, institución que lleva 18 años funcionando en nuestro país. Su experiencia de más de dos décadas, contempla una serie de publicaciones editoriales respecto al tema: desde cómo aplicarlo en esta parte del mundo, hasta cómo llevarlo a una empresa.

Galleguillos apunta a los excesos. “Hay que vaciarlos. Si hay muchos muebles, mucha ropa, mucha cosa dando vuelta, tenemos que limpiar. El ‘por si acaso me sirve el próximo año’, no sirve en el FS”, dice tajante.

Lo primero es ordenar, despejar, pero el Feng Shui es bastante más que eso. Por ejemplo, hay un montón de cosas que ambas expertas nos recomiendan hacer. “Evita lo que no te gusta, eso indica que no calza con tus energías; evita lo que tenga malos recuerdos; poner muchas cosas en la entrada o los inciensos falsos, que sólo son otra clase de esmog y enferman tu hogar”, nos indica Sylvia.

Las goteras, las cosas rotas, las filtraciones son claves a evitar según Boero, académica de Feng Shui Research Center. “Floreros con flores marchitas no, las flores deben estar todas sanitas. Evitar las hojas puntiagudas”, dice respecto a la naturaleza. En cuanto a objetos materiales, invita a sacar las cosas feas, ésas que no nos gustan. “Revisa bien todos los cuadros y adornos que nos envíen mensajes negativos de tristeza o violencia. Si las cosas bellas emiten Sheng Qi (qi positivo), las cosas feas y el desorden emiten Sha Qi (qi negativo)”.

Una habitación a la vez

Son infinitas las recomendaciones para que tu casa empiece el 2019 como corresponde. No tener habitaciones bodegas, no acumular, botar o regalar lo que no usamos, no guardar porque sí. Les pedimos a ambas pioneras que nos dieran recomendaciones para cada uno de nuestros espacios. Un minimanual para que sea más fácil ordenar años de energías truncadas.

“En el FS hay dos puntos claves: la puerta de entrada y el dormitorio. La puerta de entrada debe estar bien mantenida, con buena iluminación, con sus manillas brillantes. No debe estar bloqueada por demasiados árboles que le den oscuridad ni en línea recta enfrentando una puerta trasera o ventanal grande. Eso de poner un espejo para rebotar energías negativas no es correcto, porque el espejo rebota todo, también las positivas y eso significa estar rechazando las oportunidades. La puerta debe dar bienvenida, no rechazar”, explica Lucía, para introducirnos al tema principal: el cuarto de descanso.

“El dormitorio es el lugar donde pasamos un tercio de nuestra vida, debería ser para el buen descanso pero no siempre es así. La espalda necesita protección, las camas no deben situarse debajo de una ventana, sino apoyarse contra una pared sólida, con control visual de puertas y ventanas. Esto da protección y seguridad. Una viga en el dormitorio puede producir cansancio o dolor de cabeza, así que evitémoslas sobre las camas”, continúa, advirtiéndonos del color rojo o cualquiera muy fuerte. “Los colores suaves son los que ayudan el descanso”. Ojo con los espejos. Tal como en la entrada, Lucía tampoco nos recomienda tenerlos en el cuarto.

Sylvia, por su parte, nos da tips para otros espacios. “Procuremos que el baño siempre tenga una toalla limpia y que no esté húmeda. Tratemos de tener mucha luz en este espacio también. En el caso de la cocina, mantengámosla ordenada, siempre separando el fuego del agua y del hielo. Las tres energías se pelean y nos terminamos comiendo las discusiones de los agentes que representan. El agua quiere apagar el fuego y el fuego quiere deshelar”, por ende, intentemos que la cocina, el lavaplatos y el refrigerador no estén pegados.

Sabemos las cosas básicas, como los excesos de objetos, qué hacer con puertas, ventanas, espejos y decoraciones, pero ¿qué pasa con los artefactos tecnológicos que ahora son parte de nuestras casas y que no existían hace 5 mil años, cuando detonó el Feng Shui?

Boero nos explica que esta filosofía ha sabido adaptarse perfectamente a la ciudad moderna y pone como claro ejemplo a Hong Kong, una de ciudades las más tecnológicas del mundo y capital del Feng Shui. “Siempre, ya sea en el campo, en un pueblo o en una ciudad grande, se mantienen los principios. Hay que evaluar el exterior de la casa: las montañas, los ríos, las calles, los edificios vecinos. Y evaluar el diseño interior: distribución, decoración, posición de los muebles, colores, materiales”.

La idea es tomar en cuenta las orientaciones magnéticas del lugar, todo para que el flujo del Qi sea un aporte y mejore nuestras vidas, con base en el mapa energético de los Cinco Elementos Chinos, representados en colores, formas y objetos.

Objetos para la armonía

Como pequeño tip, preguntamos por elementos que aportarán a la buena energía del hogar y las opciones son variadas. “El agua es un talismán, las flores, las plantas. Un prisma en una ventana, para recordar que la luz de los arcoíris es gratis”, nos adelanta Sylvia.

“Cada casa es un caso particular a analizar, pero, como consejo general, recomiendo el sonido metálico, que tiene un uso muy especial en el FS para limpiar energías negativas”, cuenta la responsable del centro de Feng Shui Viento & Agua, Lucía Boero. Los colgantes de tubo metálico colgados en la ventana para que suenen con la brisa, la música de piano, el sonido de los cuencos o tingshas tibetanos, las lámparas de sal y los mandalas de geometría sagrada, como la Flor de la Vida o el Cubo de Metatrón son “excelentes para ordenar los espacios y las personas”.

Con toda esta información, esperamos que te atrevas a dar el paso y darle un segundo respiro a tu casa, todo a través del orden. Aprovecha el Año Nuevo Chino y refresca tus energías. “Para el 4 de febrero, hagan una linda cena familiar y pongan en su mesa una fuente con naranjas, símbolo de prosperidad, y entremedio algunos billetes o monedas chinas”, nos da como consejo final Lucía.


Lucía Boero. Maestra del Feng Shui Research Center, Canadá. Realiza asesorías a casas, empresas, y locales comerciales. Dicta cursos básicos para todo público. [email protected] / www.vientoyagua.cl /

Sylvia Galleguillos. Fundadora de Feng Shui Chile, Nueva Costanera 3355, Vitacura. www.fengshui.cl