¿Qué es el estilo industrial? La tendencia en decoración de interiores que manda este 2018

Aquí te contamos qué es y cómo aplicarlo en tu hogar

Vigas gruesas, cañerías a la vista y ladrillos sin recubrimiento. Estos son sólo algunos de los elementos que caracterizan al estilo industrial, la tendencia en decoración que se tomado los hogares durante este 2018.

Este estilo nació durante la década de los '50, cuando luego de las guerras las familias comenzaron a rehacer sus vidas aprovechando cada espacio, incluso las fábricas y almacenes abandonados.

Pero más de medio siglo después, esta línea se ha vuelto a poner en tendencia y cada vez son más los que optan por llevarlo a sus viviendas.

¿Cómo aplicarlo?

Los espacios abiertos son ideales para llevar el estilo industrial, especialmente los departamentos tipo loft, en los que puedes lucir los grandes ventanales sin cortinas y darle un toque rústico.

¡Pero ojo! También se puede usar en los departamentos y casas clásicas, con pequeños toques que darán con el tono.

Colores

Para la base, destacan el blanco, marrón y beige, que se pueden utilizar como unificadores del espacio. Estos pueden llevarse en las paredes o techo, y te permitirán jugar mucho más con los detalles.

Para la decoración, se utilizan con frecuencia el azul y negro, que puedes llevar en los objetos decorativos y piezas que queden al aire, como vigas, cañerías u otros.

Estilo industrial

 

Materiales

Los infaltables en la decoración industrial son el hierro, acero y madera, que se pueden llevar en todo tipo de mobiliario, ya sean cubiertas, mesas, estantes o clósets.

Una de las mezclas más usadas, son los comedores con mesa de madera y sillas de metal. Destacan, además, las cómodas o estanterías de madera oscura y terminaciones de fierro.

Como punto adicional, se recomienda añadir muebles o detalles que hayan pertenecido a una fábrica o tienda. Una buena opción son las tuercas u otros elementos vintage, que se pueden usar como cuadros en las paredes.

Estilo industrial

Estilo

Al tratarse de un estilo inspirado en fábricas, todo se reduce a la composición del espacio. Este debe ser minimalista y con un claro enfoque en mostrar la amplitud del interior.

Para esto, se recomienda despojar la vivienda de todas aquellas piezas que sean prescindibles. Es decir, no esenciales.

Te recomendamos: