Cómo cuidar tus uñas acrílicas tú misma hasta la siguiente sesión de mantenimiento

Las uñas acrílicas se ven hermosas pero el mantenimiento puede ser algo complicado.

¿Hay algo mejor en el mundo que salir del salón con un nuevo juego de uñas acrílicas? Un experto en uñas puede hacer magia, transformando las naturales cortas en una manicura perfectamente elegante y bien formada. Desafortunadamente, nada es permanente y estas requieren un mantenimiento constante.

Si bien el trabajo de un técnico de uñas talentoso no se interrumpirá rápidamente, las visitas al salón quincenales son imprescindibles. Sin embargo, ¿hay algo más que puedas hacer para asegurarte de que tus uñas se mantengan hermosas hasta tu próximo mantenimiento? Por supuesto que sí. Son consejos simples pero útiles que te ayudarán a mantener tu manicura intacta hasta que debas acudir a la siguiente sesión.

Así puedes cuidar tus uñas acrílicas hasta la siguiente sesión de mantenimiento

Trátalas con mucho cuidado

Según reseña el portal More, la regla número uno para cuidar tus uñas acrílicas es tratarlas con delicadeza. Esto significa que tienes un poco de permiso para actuar como una diva: evita abrir latas o hacer otras cosas que puedan dañarte o romperte las uñas. Si una de ellas llega a separarse puede ser una experiencia muy dolorosa. La cosmetóloga Tina Alberino también cree firmemente que nunca debes intentar ningún trabajo pesado con ellas puestas.

acrílicas

Considera aplicar top coat

Aplicar esmalte en gel sobre las uñas acrílicas es un poco más caro, pero puedes prolongar la vida útil de la manicura de otra manera. Si optas por el esmalte normal, pregúntale a tu estilista sobre la aplicación de top coat. Los profesionales recomiendan aplicarla cada 2-3 días para evitar que se formen grietas y baches en el esmalte.

acrílicas

Nunca pretendas ser un técnico en uñas

Para el resto de nosotras que no hemos sido entrenadas, no intentes nada complicado en casa. Esto incluye tratar de cortar las uñas acrílicas, arreglar levantamientos o roturas graves o incluso hacer tu propio relleno. En el peor de los casos, si atrapas accidentalmente bacterias entre el acrílico y la uña al intentar arreglar un levantamiento con pegamento, podrías causar una infección dolorosa. En caso de duda, siempre es mejor dirigirse directamente al salón, y si aún siguen cerrados, habla con tu estilista de confianza.

Usa guantes para las tareas domésticas

La exposición al agua, al detergente para platos y a otros productos químicos de limpieza pueden hacer que las uñas acrílicas se levanten, se separen o se debiliten. La exposición limitada al agua está bien, pero debes proteger tus manos con guantes. La redactora de belleza Alison Bryant cree firmemente en "mantener un par de guantes de goma junto al fregadero". Será difícil pasarlos por alto si necesitas lavar algunas ollas y sartenes.

Evita la acetona

Ciertos productos químicos no se mezclan bien con las uñas acrílicas, y la acetona es definitivamente una de ellos. Habla con tu estilista para estar segura, pero normalmente es aconsejable ir al salón de belleza para cambiarte el esmalte. La revista Women's Daily también recomienda que evites la exposición a la trementina y al calor a toda costa, porque pueden hacer que tus uñas se deterioren.

Para considerar antes de hacer tus uñas acrílicas

Si bien hay muchas maneras de cómo cuidarlas, también debes tomar en cuenta ciertas cosas antes de pensar en hacerte las uñas acrílicas que seguramente te ahorrán uno o dos dolores de cabeza a futuro.

Lo primero: considera la forma y longitud adecuadas de las uñas. El estilo de almendra, ovalada y en forma de ataúd pueden alargar los dedos cortos o gruesos. Al elegir la forma de tus uñas acrílicas, es aconsejable hablar con tu estilista sobre tu estilo de vida. ¿Haces toneladas de quehaceres domésticos? ¿Cocinas? ¿Lavas los platos a mano? Todo esto es súper importante.

Uñas acrílicas azul rey: Los diseños que combinan con todo

Los diseños de uñas de temporada que puedes combinar con todo tu guardarropa sin importar la ocasión.

No todo el mundo es candidato para un estilo largo, y eso está bien. Es mejor elegir una forma o longitud un poco más conservadora que lidiar con roturas constantes. Además, si te das cuenta de que tus uñas son muy largas entre sesiones de mantenimiento, es aconsejable cortarlas un poco en tu siguiente cita de retoque.

También es importante recordar que lo que hace que tu manicura se vea saludable y atractiva es el mantenimiento. Tus uñas deben ser atendidas por un profesional cada dos semanas Si no tienes tiempo para esto, es aconsejable tomar un breve descanso de los acrílicos. De lo contrario, asegúrate de dedicar tiempo a mantener tu hermosa manicura.

También te puede interesar:

Mujer casi pierde su dedo tras ponerse uñas acrílicas en un salón de belleza

Los 6 mandamientos que debes saber si tienes uñas acrílicas

Diseños de uñas elegantes y coquetos para las que aman la astrología

Te recomendamos en video