5 errores que cometes con el protector solar y le restan eficacia

Si quieres estar bien protegida ante el sol, asegúrate de no estar cayendo en estas equivocaciones muy recurrentes.

¿No retocas tu protector solar o lo aplicas justo al salir? Si tu respuesta es sí ante ambas situaciones, tienes un problema: estas aplicando mal el producto y no estás recibiendo todos los beneficios que deberías, algo más común de lo que parece.

El uso de la pantalla de protección se ha vuelto cada vez más imprescindible gracias al cambio climático y los agentes externos que afectan a tu piel, eso, sin hablar del desperdicio de dinero que supone no darle el uso debido. Cambia eso con estos tips.

Aprende a hacer un protector solar casero para el cabello

Proteger tu melena del deterioro generado por el sol es necesario en toda época

No usar la fórmula correcta

Según Glamour, es importante que identifiques tu tipo de piel y necesidad para saber qué tipo te va mejor.

Cremoso, en spray, en barra y hasta en polvo son algunas de las alternativas que debes considerar junto con el FPS (Factor de Protección Solar) y la consistencia que tenga.

protector solar Aplicación del protector solar. - Pexels

No aplicarlo en interiores

Nuevos estudios han identificado que es imprescindible utilizar el protector solar también en esos días que estarás dentro de casa ya que la luz que se cuela por tu ventana o la de los equipos tecnológicos como celulares o computadoras perjudican a tu piel.

No retocarlo constantemente

No basta con aplicarlo antes de salir del hogar y luego olvidar su uso hasta el día siguiente. Depende de la marca que utilices, además de la actividad que realices, debes colocarlo nuevamente. En casa, cada dos horas, y fuera de ella, cada hora y media.

protector solar Aplicar protector solar constantemente. - Pexels

No dejarlo actuar

Tu piel necesita absorber todas las propiedades del protector solar durante varios minutos así que si lo aplicas y vas de una vez a la piscina, no estás haciendo nada. Conforme con el mismo medio, entre 30 minutos a una hora es lo ideal para que se adhiera.

No usar la suficiente cantidad

La manera correcta es crear una ligera capa homogénea que te permita llegar a todos los rincones donde lo vas a necesitar. Distribuye con tus dedos en los lugares más difíciles de abarcar.

Te recomendamos en video: