Mascarilla de yogurt con aloe vera para hidratar el cutis y aumentar la elasticidad de la piel

Una solución accesible para regresar tu piel a su gloria original.

Todos deseamos tener un cutis impecable, radiante y libre de arrugas, pero bien sea por nuestro ritmo de trabajo o el ambiente donde nos desenvolvemos nos cuesta darle el cuidado necesario a nuestra piel. Sin embargo, no es nada difícil atender esta situación.

Con algo tan sencillo como aplicarte una mascarilla podrás hidratar tu cutis y aumentar la elasticidad de la piel usando ingredientes que tienes en tu cocina, en esta caso apoyados en el yogurt y el aloe vera.

Mascarillas a base tomate para una piel brillante y saludable

Un ingrediente común de cocina puede convertirse el mejor amigo de tu piel.

Comenzando por el aloe vera que además de todas sus propiedades curativas, también se encarga de hidratar tu cutis si lo aplicas a modo de mascarilla. Tienes un bono adicional de hidratación si agregas a la mezcla un poco de miel, conocida por ser antibacteriana y muy humectante, según reseña el portal Food NDTV.

Mascarilla de yogurt con aloe vera para hidratar el cutis y aumentar la elasticidad de la piel

Para aumentar la elasticidad de la piel, entra por la puerta grande el yogurt cargado con colágeno y elastina para dejar todo en su lugar, además de ayudar a prevenir el nacimiento de arrugas en tu cutis. Tienes un bono adicional si añades jugo de limón a la mezcla ya que la vitamina C también provee tu piel de colágeno.

Dicho esto, te dejamos la receta para preparar esta mascarilla casera para hidratar tu cutis y aumentar la elasticidad de la piel, evitando que el paso del tiempo te afecte.

Ingredientes

2 cucharaditas de gel de aloe vera

1 cucharadita de yogurt

1 cucharadita de miel

1 cucharadita de jugo de limón

Solo debes mezclar estos ingredientes en un tazón hasta que quede una consistencia suave. Aplica la mascarilla en tu piel o en tu cutis, usando tus dedos para masajear la zona en el proceso y déjala reposar 15-20 minutos. Finalmente enjuágala con agua tibia.

Te recomendamos en video