Mascarillas a base de yogurt para diversos tipos de piel

Más que un desayuno ligero, un amigo para tu cutis.

La cuarentena y el cuidado de la piel se han convertido en dos compañeros inseparables, por lo que no es mala idea tener más opciones a la hora de la rutina, por lo que te traemos estas mascarillas a base de yogurt para diversos tipos de piel.

Si bien el yogurt se ha convertido en una estrella de la mayoría de las recetas, también es uno de los ingredientes más importantes en las mascarillas caseras por ayudar a diversos tipos de piel.

Mascarillas de sandía para devolverle el brillo a tu piel

La sandía es sinónimo de hidratación y verano, y ahora de tratamiento de belleza.

Además, tiene muchos beneficios: el ácido láctico que contiene proporciona una exfoliación suave, y como es un producto lácteo, ofrece una hidratación inmensa para la piel. Es antibacteriano y por lo tanto ayuda a prevenir brotes.

Te dejamos tres opciones diferentes de mascarillas que se adecuan a diversos tipos de piel, reseñadas en el portal Femina.

Mascarilla de yogurt y pepino para piel irritada

Ayuda a calmar tu piel y reducir la hinchazón. También cierra los poros de la piel. Mezcla la mitad de un pepino hecho puré con una cucharada de yogurt. Extiende una capa gruesa de la mezcla sobre la piel limpia y lávala después de 15 minutos.

Mascarilla de yogurt y cúrcuma para piel grasa

Ayuda a reducir los aceites dañinos, cura el acné y regenera las células de la piel. Toma dos cucharadas de yogurt y mézclalas con media cucharadita de cúrcuma. Aplícala sobre tu piel y masajea suavemente mientras lo haces. Déjala en tu cara y cuello durante 15 minutos antes de enjuagarla con agua tibia.

Mascarillas caseras para lograr unas canas plateadas y más suaves

Son fáciles de hacer y conseguirás satisfactorios resultados.

Mascarilla de yogurt y agua de rosa para la piel seca

Ayuda a combatir el acné mientras mantiene el nivel de pH de la piel. También es ideal para tonificarla e hidratarla. Mezcla una cucharada de agua de rosa con dos cucharadas de yogurt y una cucharadita de miel hasta hacer una pasta. Aplícala y déjala durante 10 minutos antes de enjuagarla con agua.

Te recomendamos en video