¿Te duelen las cervicales? Prueba con estos ejercicios

Las cervicales son una de las áreas de nuestro cuerpo más afectadas en cuarentena.

El dolor de las cervicales va asociado a la tensión y esta es muy típica en cuarentena.

Tanto si haces home office estando inclinada sobre una computadora, como si no estás trabajando y adquieres malos hábitos, las cervicales suelen ser las primeras afectadas.

dolor cervicales El dolor de las cervicales suele estar asociado a la tensión y a las malas posturas. - Instagram

La página CuerpoMente enseña algunos ejercicios para aliviar el dolor:

1. Rotación cervical de la columna

  1. De pie, con los pies separados en el ancho de las caderas y paralelos entre ellos, coloca la espalda erguida con los hombros relajados y agarra por detrás de tu espada el codo del lado del que giras la cabeza con la mano contraria.
  2. Realiza el gesto de querer mirar lo que hay detrás de ti. Gira la cabeza hasta que sientas que se está produciendo el estiramiento pero sin dolores agudos ni punzantes.
  3. Repite lo mismo hacia el otro lado, intercambiando la posición de las manos. 

     

    2. Estiramiento lateral del cuello

  1. Sentada en el borde de una silla con la espalda erguida, los hombros relajados y los pies paralelos entre ellos. Pon una mano sobre el muslo y la otra sobre la cabeza de manera que el dedo medio se sitúe justo por encima de la oreja del lado opuesto.
  2. Realiza una inclinación lateral de cabeza sin inclinar el tronco, como queriendo tocar el hombro con la oreja.
  3. Repite hacia el otro lado y con la otra mano. Mantén el estiramiento durante 5 respiraciones nasales, lentas y profundas, pero sin exagerarlas.

3. Estiramiento oblicuo del cuello

  1. Sentada en el borde de una silla, coloca la espalda erguida con los hombros relajados. Las piernas están separadas en el ancho de las caderas y los pies paralelos entre ellos. Coloca una mano sobre el muslo y la otra sobre la cabeza, de manera que la palma de la mano cubra la zona de la coronilla.
  2. Realiza una rotación y flexión cervical acercando el mentón al hombro de la mano que está sobre la cabeza. El movimiento es como si quisiéramos llevar la vista hacia la cadera. Mantén el estiramiento durante 5 respiraciones nasales, lentas y profundas.
  3. Repite cambiando de mano y de lado y  estira
  1. Túmbate boca arriba con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies apoyadas en el suelo. Coloca varios cojines debajo de la espalda, en línea con los hombros.
  2. Deja caer la cabeza hacia atrás para que descanse sobre la coronilla. Mantén la postura durante 5 respiraciones nasales y lentas.

Utiliza cojines de unos 10 cm de grosor, pero ajústalos según tus necesidades. Evita las sensaciones punzantes.

No te pierdas el video en