Reduce papada sin cirugías con estos cuatros ejercicios

La flacidez, el envejecimiento, la genética y el uso excesivo de los móviles y pantallas generan la bolsa bajo el mentón.

La bolsa bajo el mentón puede surgirle tanto a hombres, como a mujeres, y que no siempre está vinculado ni a la edad, ni al exceso de peso.

La flacidez, el envejecimiento, la genética y el uso excesivo de los móviles y pantallas pueden estar detrás del doble mentón que no nos gusta, según lo indica el portal Mejor con Salud.

3 ejercicios con pelota suiza para aliviar el dolor de espalda

El dolor lumbar puede ser aliviado y prevenido con ejercicios y la fitball puede ser una aliada.

La buena noticia es que puedes reducirla sin pasar por el quirófano, con ejercicios sencillos pero efectivos.

Segun la revista Hola, puedes realizar ejercicios para esa zona, como parte de tu rutina diaria de higiene, o en tu entrenamiento para todo el cuerpo, y con constancia empezarás a notar cambios bajo la barbilla.

1. Ejercicio de labios

Inclina la cabeza hacia atrás mirando al techo. Ahora frunce los labios como si quisieras lanzarle un beso al techo, y sentirás como la piel de esa zona se tensa.

2. Ejercicio con lengua

Con la cabeza mirando al frente, saca la lengua todo lo que puedas. Levántala hacia arriba y procura tocarte la nariz con la lengua.  Mantén esta posición hasta contar hasta 10 y deja la lengua relajada.

cuello Con ejercicios diarios puedes reducir la papada. - Freepik

3. Estiramiento de cuello

Inclina la cabeza hacia atrás y mira al techo. Presiona tu lengua contra el paladar. Mantén esta posición hasta contar hasta 10 y vuelve la cabeza a su posición neutral.

4. Ejercicio de mandíbula

Inclina la cabeza hacia atrás y mira al techo. Gira la cabeza hacia la derecha. Desliza la mandíbula inferior hacia adelante. Mantén entre 5 y 10 segundos y suelta. Repite el proceso con la cabeza vuelta hacia la izquierda.

Otros consejos

La revista Telva recomienda masticar chicle sin azúcar para fortalecer los músculos y la mandíbula. Incluye el cuello en tu rutina de belleza. A la hora de lavar, exfoliar e hidratar tu rostro, cuida también la piel del cuello.

No abuses del sol porque este acelera el envejecimiento de la piel.

¿Cuándo ejercitarse?

No hay un momento perfecto, algunos expertos sí aconsejan realizarlo por la mañana o por la noche. Si optamos por hacerlos antes de irnos a dormir, nos servirán, además, para relajarnos.