Tres mascarillas caseras para reavivar los ojos cansados y minimizar ojeras

En ocasiones las ojeras pueden ser hereditarias otras veces por cansancio o mala alimentación

Si eres estudiante y pasas mucho tiempo leyendo, vives del teletrabajo y pasas mucho tiempo frente al computador o sufres de insomnio, probablmente tus ojos o siempre lucen cansados, hundidos y las ojeras se te ensombrecen más que nunca. A otras simplemente la genética les heredó las marcas bajo los ojos y para ello tenemos remedios naturales para disminuir.

Además del factor hereditario, el cansancio y la falta de un buen dormir, según el diario El País, la carencia de hierro también contribuye a su formación, pues esta deficiencia resulta en una pobre oxigenación de los tejidos, hecho que favorece la aparición de coágulos en los vasos de la zona ocular.

El café puede ser tu mejor aliado para combatir las ojeras en esta cuarentena

Este es uno de los problemas estéticos más comunes que existen.

Ante esta carencia, la Fundación Española del Corazón recomienda el consumo de carnes rojas, yema de huevo, verduras de hoja o cítricos.

Según dice el portal Mejor con Salud, desde la antigüedad se han empleado una serie de ingredientes naturales que contribuyen a relajar los párpados mientras disminuyen ese oscurecimiento que hacen ver la vista cansada. Y si bien estas opciones carecen de evidencias, datos anecdóticos sugieren que son efectivas. Por eso aquí te recomendamos tres mascarillas.

 

1. Papa con pepino para relajar los ojos

Ingredientes

¼ de papa mediana
¼ de pepino
½ cápsula de vitamina E

Preparación

Primero pela y limpia bien ambas verduras. Cuécelas con abundante agua durante unos 10 minutos, a fuego lento. Cuando notes que ablandan, retira y d Cuando alcancen una temperatura ambiente, tritura agregando la vitamina E y mezcla hasta formar una pasta. Aplica en toda la zona alrededor de los ojos. Espera 15 minutos y retira con agua fría.

Ojeras Ojeras - Pinterest

2. Manzanilla y yogur

Ingredientes

1 bolsita de té de manzanilla
¼ de taza de agua caliente (62 ml)
1 cucharada de yogur (20 g)

Preparación

Prepara el té de manzanilla sumergiendo la bolsa en el agua caliente. Añade el yogur a la infusión y mezcla bien para que se integren y eliminar cualquier grumo o bolsita de aire que se haya formado. Lleva al refrigerador, pues el efecto de esta crema aumenta cuando está fría. Después de un día refrigerada, aplica con suavidad y deja actuar por 20 minutos. Retira con agua fría y aplica tu crema hidratante.

3. Mascarilla de manzana y aceite de oliva

Ingredientes

½ manzana mediana, 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación

Cuece la manzana con un poco de agua. Usa el agua necesaria para suavizar la fruta y que sea fácil de triturar. Tritura la manzana hasta lograr un puré.
Agrega el aceite y combina muy bien para crear la mascarilla. Aplica sobre el contorno de los ojos, cuidando de que no caiga la mezcla dentro de los ojos, pues el aceite puede ocasionar daños. Cubre con un paño húmedo y deja reposar por 30 minutos. Enjuaga con agua tibia y, para terminar, aplica una crema hidratante.