Cinco remedios caseros para evitar las estrías desde el embarazo

Las estrías no se borran sin la intervención de profesionales de la dermatología, pero puedes prevenirlas con estos remedios.

El estiramiento de la piel del abdomen luego al albergar en el vientre a ese fruto de nuestro ser, suele generar rayas en la piel que conocemos como estrías y que no se borrar si no es con láser.

Las estrías son unos pequeños surcos que aparecen en la piel debido a su rápido estiramiento y a la falta de colágeno. Según lo explica el portal Eres Mamá, la dermis se lesiona al rasgarse y por eso se ven esas líneas blanquecinas o rojizas, dependiendo de la piel de la persona.

Aceite de almendras y azúcar para atenuar las estrías

Mejora la apariencia de las estrías con este remedio casero.

Algunos de los remedios caseros con los que podrás consentir tu piel y evitar las temidas estrías. La clave está en mantener hidratadas todas las zonas, incluso aquellas en las que crees que no hay riesgo de que aparezcan estas líneas.

Hidratación

El mejor remedio para ayudar a la elasticidad de la piel es beber suficiente agua cada día. La relación entre la ingesta de líquidos y la producción de colágeno es sencilla y puede explicarse con el argumento de que alguien que no se hidrata bien por supuesto tendrá una piel reseca.

Masajes con aguacate

Esta es una fruta que se caracteriza por aportar grasas buenas al organismo a través de su consumo, pero esto no es todo. El aguacate también tiene la propiedad de hidratar la piel mediante su aplicación directa.

Aguacate Aguacate - Pixabay

Zumo de limón

Este es uno de los elementos más eficaces en el tratamiento anti estrías, ya que su alto contenido de vitamina C estimula la producción de colágeno. Para obtener óptimos resultados, todos los días debes exprimir un limón y aplicar directamente sobre la piel, espera cinco minutos para que penetre bien y enjuaga con agua fría.

Gel de Aloe Vera

Su poder regenerativo es incuestionable. Muestra de ello es que el cristal de sábila es utilizado en el tratamiento de quemaduras. Así que puedes incluirlo en tu rutina diaria. Lo ideal es que 15 minutos antes de ducharte cubras con una ligera capa de gel aquellas zonas en las que pueden salir estrías, como barriga y piernas.

Claras de huevo

Seguro que te sorprenderá saber que con un par de claras de huevo puedes preparar una mascarilla milagrosa. Así es, solo debes batirlas a punto de nieve, aplicar una capa gruesa sobre la piel, esperar que se seque y enjuagar con agua fría.