5 errores comunes que dañan el cabello con mechas

Hay hábitos cotidianos que creemos inofensivos pero pueden dañar tu melena

Cuando tomamos el riesgo de hacernos un cambio radical en el color de cabello, como es hacernos mechas, muchas veces nos quejamos de que días después de salir del salón de belleza las tonalidades cambian, la textura también y  ya no se ve tan espectacular.

Hay hábitos cotidianos que creemos inofensivos, pero pueden resultar ser grandes errores.

Estas son las 5 costumbres que vas a desterrar de tu vida si quieres tener unas mechas bien conservadas.

1. Retocar en casa

Hacer mechas no es un teñido común. Requiere estudio, procesos y un paso muy delicado que es la decoloración. Esto no puede quedar en manos de alguien sin conocimientos.

Hay que tener en cuenta que según los productos utilizados puede dañarse en exceso el cabello. Según destaca el portal ABC, es conviene que un experto valore el cabello para saber si es posible o no realizarlo.

4 peinados que se han vuelto tendencia ante el aburrimiento de la cuarentena

La pandemia ha tocado varios aspectos de nuestra vida y el cabello no ha sido la excepción.

2. Usar un champú con sulfatos o poco adecuados

Para cuidar un cabello coloreado lo ideal es utilizar champús que no lleven sulfatos (sal) ni siliconas, cuanto más natural sea el producto para el cuidado del cabello más respetará los tratamientos realizados en el salón.

Los tonos rubios suelen ser los más cambiantes. Los secadores, planchas  y el tipo de champú pueden acelerar el proceso de decoloración.

3. Retocar el color antes de tiempo

El tiempo de espera para retocar el tinte en el salón de belleza depende mucho del color y de la técnica utilizada.

Pero, a decir de la revista Hola, se estima que debe ser una vez al mes en el caso de ser tinte, y una cada tres semanas en el caso de ser mechas.

Sin embargo, cuando se eligen técnicas de acabado natural con las que el "efecto raíz" no se nota, se puede retrasar más aún la cita. Tanto el balayage como babylights pueden retocarse cada 2 o 3 meses.

mechas Mechas - Pinterest

4. Arriesgar mucho con el tono

No recomendaría colores para los que se dañase demasiado el cabello debido al uso de decoloraciones intensas.

Por ejemplo, no se recomienda una coloración blanca si partimos de una base muy oscura, ya que la decoloración maltrata el cabello.

5. Descuidarlo en verano

No hay ningún mes en concreto en que no se deba teñir el cabello. Pero, si recomendamos que no se exponga en exceso el cabello a los agentes externos como el sol, el agua del mar o el cloro de la piscina, porque es obvio que va a dañarse.

Ésta época es la perfecta para realizar tratamientos y dejar descansar el pelo.

También recomendamos que las mujeres se recojan el cabello y usen sombreros grandes, turbantes, pañoletas, que son fashion y resguardan el cabello de los agentes del ambiente.