Cómo hacer limpiadores faciales caseros y para todo tipo de piel

Que tu piel sensible no sea un impedimento para lucir un cutis hermoso y refrescante.

No importa cuál sea la razón para probar los remedios caseros en pro de satisfacer tus necesidades de belleza. Te traemos varios limpiadores faciales naturales para todos los tipos de piel que puedes probar con ingredientes que tienes en tu casa, según reseña el portal Femina.

Limpiador facial de miel y limón

La miel viene repleta de propiedades antioxidantes y antisépticas. Además de funcionar como un excelente limpiador, la miel también es un humectante. Complementa con el limón para agregar nutrientes y beneficios astringentes.

Conoce cómo tener una rutina de cuidado de la piel adecuada, sé parte de nuestra comunidad en el Messenger de Facebook

Toma una cucharadita de miel y agrega dos o tres gotas de limón. Mezcla los ingredientes en agua y frota esta mezcla en tu cara para una limpieza profunda. Luego enjuaga con agua.

Consejo: Las personas con piel sensible deben usar solo miel, ya que el limón puede causar irritación.

Limpiador Facial de vinagre de sidra de manzana (VSM)

Un ingrediente eficaz que ayuda a limpiar la piel mientras mantiene el equilibrio del pH. Exfolia, desatasca los poros, funciona bien en la piel propensa al acné y reduce las manchas oscuras y la hiperpigmentación.

Para obtener una piel firme y uniforme, diluya dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana en un cuarto de taza de agua. Usa esta mezcla para eliminar la suciedad y las impurezas de tu cara.  Masajea suavemente como lo harías habitualmente y enjuaga con agua.

3 mascarillas ideales para piel seca

El cutis reseco se ve opaco y puede traer arrugas prematuras. Te contamos cómo prevenirlo.

 

Limpiador facial de avena y suero de leche

Repleto de propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, la avena es un excelente limpiador facial. Sus gránulos tienen un efecto exfoliante suave en la piel que promueve una limpieza más profunda sin irritar la piel. Combínalo con el suero de leche para disfrutar de una piel limpia, clara y bien hidratada.

Agrega suero de leche a la avena en polvo para obtener una consistencia pastosa. Masajea suavemente sobre tu cara y lava con agua corriente.

Te recomendamos en video