Ejercicios de yoga para aliviar el dolor en los pies y estimular la circulación

Tendrás tobillos fortalecidos.

Una de las prácticas más completas y beneficiosas que existe es el yoga, no solo ayuda a relajarte, sino que sus posturas ejercitan cada zona de nuestro cuerpo. Por eso aquí te traemos varias posturas de yoga para principiantes, perfectas aliviar el dolor en los pies y activar la circulación.

Con estas posturas mejorarás el equilibrio, la coordinación, la elasticidad, al mismo tiempo que fortaleces los músculos y activas tu organismo.

En tiempos en los que pasamos mucho tiempo en casa, es común que haya sedentarismo en nuestras vidas, esto produce dolor en las articulaciones, especialmente en los tobillos y pies.

Cómo aliviar el dolor en los pies con posturas de yoga

Sigue las instrucciones que aquí te dejamos y sentirás alivio rápidamente.

Postura del águila

Es beneficiosa no solo para fortalecer los músculos, sino que ayuda a la elasticidad y trabaja el equilibrio. Ejercita toda la pierna, desde el muslo hasta los dedos de los pies gracias a las torsiones que incluye.

Debes pararte con las piernas justas y luego flexionar la pierna derecha.

La pierna izquierda debe colocarse sobre la derecha y enroscar una pierna con la otra.

Permanece unos 30 segundos o más en esta postura y luego vuelve a la posición inicial para hacer el mismo ejercicio con la pierna contraria.

Postura del puente

Ayudará a estirar los músculos de la espalda, muslos y pantorrillas, es ideal para activar la circulación.

Acuéstate boca arriba y flexiona las rodillas. Coloca los brazos en el piso con firmeza, justo al lado del cuerpo.

Eleva la cadera hasta que el torso que curvado.

View this post on Instagram

PUENTES Que conectan➖ Que unen➰ Que nos permiten avanzar ✔️ 🌼🌼🌼 Quizás muchos estén moviéndose de lugar en estos momentos. Dejando una situación que les era supremamente familiar✋🏼 pero que por alguna razón ya no se sostenía. Ya algo no resonaba. No cuadraba. No cuajaba. Ya se tenían que ir de ahí. ¿Y a dónde? 🤷🏻‍♀️ A algún lugar al otro lado del puente Que ni idea No conoces Estas atravesando el puente Termina de despedir lo que se queda atrás 🙏🏼 Termina de agradecerle a eso que dejas y dale tu adiós Acompáñate en el camino mi amigo👥 En esa transición a lo desconocido Con cada exhalación suelta🌬 Expectativas, miedos, culpas, reproches, llantos… Exhala Todo está bien Y sigue caminando Que lo que está del otro lado del puente… espera por ti 💕 #tranquilo #respira y #dejaloir #posturadelpuente #setubandhasarvangasana #practicayoga #cambiatumundo

A post shared by Vane – Yoga & Wellness Coach (@vanejateryoga) on

Postura de la silla

Este es un ejercicio que te ayudará a trabajar tus piernas y los glúteos. En su ejecución de le da peso a los pies al mismo tiempo que estira los ligamentos, esto los volverá fuertes y resistentes.

Solo debes pararte con los pies alineados con tus caderas, es decir ligeramente separados. A partir de esta posición deberás bajar las caderas como si estuvieras tratando de sentarte en una silla, al mismo tiempo, eleva tus brazos hasta que estén al lado de tus orejas.

View this post on Instagram

Utkatasana o postura de la silla en Yoga: sus beneficios y cómo hacerla de forma correcta La asana de la silla es una postura de Yoga sencilla y apta para todos los públicos que nos ayuda a trabajar la musculatura de los pies (sobre los que recae todo el peso del cuerpo), activa la musculatura de la espalda y de nuestro core y pone a trabajar los músculos de nuestros brazos. Un trabajo muy completo que requiere un solo movimiento. Entre sus beneficios, quizás el más destacable es la sencillez con la que nos enseña a realizar una elongación axial: un movimiento a través del cual realizamos la a veces confusa tarea de "activar el core o el abdomen". Cuando nos encontramos ya en la posición de la silla, debemos imaginar cómo nuestra espalda se elonga desde el coxis hasta los hombros (siguiendo el movimiento también con los brazos): esta posición y esta sensación de "alargamiento a través de la columna" hace que la musculatura de nuestro core se active casi de forma automática, algo que nos puede ser útil para reproducir esta activación en otros movimientos o ejercicios. Además, la postura de la silla nos ayuda a trabajar de forma isométrica la musculatura de los cuádriceps, fortalece los tobillos y nos ayuda a abrir la zona del pecho y el diafragma. Fuente: Vitónica #posturadelasilla #Utkatasana

A post shared by Resplandece Yoga (@clasesdeyogaenrosario) on

Te mostramos en video: