Aprende a cocinar el platillo favorito de Meghan Markle: pollo adobado filipino

El antojo que la duquesa de Sussex tuvo que suprimir durante su etapa real

Antes de entrar a la familia real, Meghan Markle reveló que el pollo adobado filipino era una de sus comidas favoritas, pero ciertos protocolos reales le impidieron de complacer a sus papilas gustativas. A pesar de ser mimada cuando se trata de las delicias culinarias que se ofrecen, es bien conocido que la Reina Isabel II y otras figuras reales no comen ciertos alimentos, incluido el ajo.

La duquesa de Cornualles reveló en MasterChef Australia que, cuando estaba en sus compromisos oficiales, nunca se servía nada con demasiado ajo: "El ajo es un 'no-no' … siempre tienes que despedirte del ajo". Esto fue confirmado por el ex chef Royal Darren McGrady, quien reveló que los chefs del palacio tienen prohibido servir comida que contenga demasiada cebolla o ajo, según reseña la revista Hello.

Afortunadamente, esta regla ya no se aplica ahora que ella se ha mudado a Los Ángeles con el príncipe Harry y su hijo Archie Harrison, por lo que es probable que el platillo regrese a su menú semanal para la cena.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1.3 kg de pollo cortado en pedazos
  • 1 cebolla grande en rodajas
  • 2 cucharadas de ajo picado
  • 1/3 de taza de vinagre blanco
  • 2/3 de taza de salsa de soja
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de pimienta negra
  • 1 hoja de laurel
  • 1 limón

Preparación

Calienta el aceite en una sartén grande, agrega los pedazos de pollo y cocina hasta que estén dorados.

Retira el pollo y agrega cebollas y ajo al aceite, cocinando hasta que las cebollas queden marrones.

Agrega los ingredientes restantes a la sartén, vuelve a colocar el pollo en la mezcla y ponlo a hervir.

Reduce el calor, cubre la sartén y deja que este se caliente durante aproximadamente 40 minutos o hasta que el pollo esté tierno.

Te recomendamos en video