Mascarillas con efectos de bótox natural hechas a base de bicarbonato de sodio

En tu casa tienes al aliado perfecto para combatir arrugas, manchas y la aparición del acné.

Aunque parezca difícil de emular, sin salir de casa puedes recibir los beneficios del bótox de forma natural. El bicarbonato de sodio no tiene más que beneficios para tu piel como limpiar el cutis, hidratarlo y suavizarlo en sencillas aplicaciones de mascarillas.

De acuerdo con Soy Carmín, este remedio casero también es muy positivo para combatir los signos de envejecimiento que comienzan a aparecer a partir de los 35 años, ocasionados por la pérdida de elasticidad de la piel.

Asimismo, evita el acné y los puntos negros, lo puedes combinar con otros productos para hacerlo un gran exfoliante y elimina las manchas de la piel, ¡todo en uno!

Las mejores mascarillas caseras para dormir con ellas y despertar con un cutis hermoso

Estas te permitirán absorber todos los beneficios en una noche.

Mascarillas hechas con bicarbonato de sodio

Una primera opción es combinar una cucharada de bicarbonato de sodio y una de aceite de coco, formando una pasta homogénea que deberás aplicar en tu rostro limpio durante 15 o 20 minutos, antes de retirar con agua tibia.

Según la misma fuente, es recomendable que si el aceite está solidificado primero lo derritas con un baño de maría y dejes enfriar, previo a su uso.

En segundo lugar también puedes optar por mezclar bicarbonato de sodio, agua mineral y limón para hacer una mascarilla que tenga un potente efecto limpiador, especialmente recomendada para cutis grasosos.

Mascarillas con bicarbonato de sodio Disfrutarás de un cutis renovado tras varias aplicaciones. - Unsplash

Incluso para controlar el exceso de sebo sirve si únicamente lo mezclas con agua, evitando la zona de tus labios y ojos, explicó Actitud Fem.

También obtendrás grandes resultados con miel y limón, especial si buscas deshacerte de molestas manchas y cicatrices. La obtendrás mezclando media cucharada de bicarbonato, unas gotas de limón, una cucharada de miel y opcional, una gota de aceite de lavanda.

Conoce cómo tener una rutina de cuidado de la piel adecuada, sé parte de nuestra comunidad en el Messenger de Facebook. 

Ten en cuenta que no puedes abusar de su uso ya que al tratarse de un químico puede irritar la piel y alterar su PH, que acaba con las bacterias naturales que previenen infecciones y acné.

Te recomendamos en vídeo: