Aprende cómo mantener tus cejas limpias y saludables naturalmente

Con un poco de cuidado lograrán cejas increíbles.

Las cejas son el marco de nuestra cara. Ellas definen mucho nuestra mirada e incluso nuestros gestos. De allí la importancia de que no solo estándepiladas y maquilladas, sino que también reciban cuidados para que luzcan saludables.

¿Cómo son una cejas saludables? Primero que todo que no estén totalmente rapadas, que sean delineadas, pero que cuenten con suficientes pelos, y que ellos sean nutridos, con un color adecuado  y con brillo natural.

En el portal The Happening, entre otros sitios web, te dan algunos consejos para conseguirlo. Aquí te reuniremos los mejores consejos:

1. Las cejas también se lavan

No es solo lavar la cara. Debemos lavar las cejas también. Aunque no lo creas, entre los pelos de las cejas también llega el polvo del ambiente y restos de maquillaje.

Cuando te bañes y laves tu rostro frota tus cejas con suavidad con el jabón convencional que usas para tu rostro y cuerpo.

Las enjuagas completamente para así evitar que queden restos de jabón que, al paso del tiempo, pueden ocasionar que las cejas se debiliten y se caigan.

 

2. Depila después de tu ducha

Depílalas después de haber tomado una ducha con agua tibia o caliente. Así los poros de tu piel estarán abiertos, evitando enrojecimientos.

Depilación de cejas Depilación de cejas - Pixabay

Recuerda que debes de tener cuidado con los instrumentos que utilices, ya que deben de estar en buen estado y limpios. En caso contrario puedes tener alguna infección.

3. Utiliza  tónico

En el portal Mejor con Salud, aconsejas utilizar algún tónico para humectarlas, después de la depilación.

Puedes utilizar un poco de miel. Con esto evitarás irritaciones e incluso infecciones, ya que un tónico tiene efectos bactericidas.

Si llega a irritarse mucho esa zona, puedes pasar un cristal de zábila o aloe, frío, y verá la mejoría de inmediato.

4. Péinalas

Sí, aunque no lo creas, las cejas deben peinarse a diario. Con un cepillo suave podrás estimular su crecimiento.

Además, de esta forma eliminarás los vellos flojos o sueltos. Por último, peinar tus cejas también tiene un valor estético: gracias a ello tendrás bonitas cejas.

5. Huméctalas

Una vez a la semana, así como le das cuidado a tu piel, dale una humectación con aceite de argán, de ricino, o de oliva, a tus cejas.

Si tienes pocas cejas, esto te ayuda a aumentarlas. El aceite de argán te ayuda también a cerrar esos huequitos donde no sale pelo. Así podrás emparejarlas.