Yoga para principiantes: las posturas que te ayudarán a levantar glúteos

Fortalece los músculos, mejora la elasticidad, el equilibrio y la coordinación.

Una de las prácticas más completas y beneficiosas que existe es el yoga, no solo ayuda a relajarte, sino que sus posturas ejercitan cada zona de nuestro cuerpo. Por eso aquí te traemos varias posturas de yoga para principiantes, perfectas para fortalecer los glúteos.

Lo mejor de esta práctica es que no solo fortalece los músculos, sino que mejora la elasticidad, el equilibrio y la coordinación, de modo que más allá de fortalecer tus glúteos, obtendrás beneficios útiles para tu día a día.

A continuación, te presentaremos la rutina ideal para los glúteos con sencillas posturas.

Yoga para principiantes: 4 posturas ideales para eliminar rollitos

Cuida tu cuerpo y tu mente con estos ejercicios.

Fortalece los glúteos con estos ejercicios de yoga para principiantes

La silla

Este es un ejercicio que te ayudará a trabajar tus piernas y los glúteos.

Solo debes pararte con los pies alineados con tus caderas, es decir ligeramente separados. A partir de esta posición deberás bajar las caderas como si estuvieras tratando de sentarte en una silla, al mismo tiempo, eleva tus brazos hasta que estén al lado de tus orejas.

Es importante mantener la espalda erguida y que las rodillas no estén delante de los tobillos.

View this post on Instagram

Utkatasana o postura de la silla en Yoga: sus beneficios y cómo hacerla de forma correcta La asana de la silla es una postura de Yoga sencilla y apta para todos los públicos que nos ayuda a trabajar la musculatura de los pies (sobre los que recae todo el peso del cuerpo), activa la musculatura de la espalda y de nuestro core y pone a trabajar los músculos de nuestros brazos. Un trabajo muy completo que requiere un solo movimiento. Entre sus beneficios, quizás el más destacable es la sencillez con la que nos enseña a realizar una elongación axial: un movimiento a través del cual realizamos la a veces confusa tarea de "activar el core o el abdomen". Cuando nos encontramos ya en la posición de la silla, debemos imaginar cómo nuestra espalda se elonga desde el coxis hasta los hombros (siguiendo el movimiento también con los brazos): esta posición y esta sensación de "alargamiento a través de la columna" hace que la musculatura de nuestro core se active casi de forma automática, algo que nos puede ser útil para reproducir esta activación en otros movimientos o ejercicios. Además, la postura de la silla nos ayuda a trabajar de forma isométrica la musculatura de los cuádriceps, fortalece los tobillos y nos ayuda a abrir la zona del pecho y el diafragma. Fuente: Vitónica #posturadelasilla #Utkatasana

A post shared by Resplandece Yoga (@clasesdeyogaenrosario) on

Águila

Esta postura es beneficiosa no solo para fortalecer los músculos, sino que ayuda a la elasticidad y trabaja el equilibrio.

Debes pararte con las piernas justas y luego flexionar la pierna derecha.

La pierna izquierda debe colocarse sobre la derecha y enroscar una pierna con la otra.

Permanece unos 30 segundos o más en esta postura y luego vuelve a la posición inicial para hacer el mismo ejercicio con la pierna contraria.

Secuencia de yoga fácil que puedes hacer desde la comodidad de tu cama

Si lo tuyo no es hacer demasiado ejercicio, esta rutina de yoga te ayudará a mantenerte en forma

Tabla

En este caso, debes pararte con los pies alineados a las caderas y elevar hacia atrás una de tus piernas. Al mismo tiempo debes bajar el torso como si este fuera una misma línea con la pierna elevada.

El movimiento debe llegar hasta quedar completamente horizontal con los brazos al lado de las orejas.

Regresa a la posición inicial y repite con la pierna contraria.

Te mostramos en video: