El jugo de piña es la "medicina" natural que necesitabas en tu vida

Una fruta que además de ser sabrosa también puede aportar muchos beneficios a tu salud.

El jugo de piña es una bebida tropical popular. Muchas culturas utilizan la fruta y sus jugos como un remedio popular tradicional para tratar o prevenir diversas enfermedades. La investigación moderna ha vinculado al jugo de piña y sus compuestos a algunos beneficios de salud, como una mejor digestión e inflamación reducida. Aquí hay algunos beneficios de este sabroso líquido, según el portal Healthline.

Rico en nutrientes

El jugo de piña proporciona una dosis concentrada de varios nutrientes. Es particularmente rico en manganeso, cobre y vitaminas B6 y C. Estos nutrientes juegan un papel importante en la salud ósea, la inmunidad, la curación de heridas, la producción de energía y la síntesis de tejidos.

Además de ser rico en vitaminas y minerales, el jugo de piña es una buena fuente de antioxidantes, que ayudan a neutralizar los compuestos inestables que pueden acumularse en su cuerpo debido a factores como la contaminación, el estrés o una dieta poco saludable y causar daño celular.

Puede eliminar la inflamación 

Puede ayudar a reducir la inflamación, que se cree que es la causa raíz de muchas enfermedades crónicas. Esto puede deberse en gran medida a su contenido de bromelina. Algunas investigaciones sugieren que este compuesto puede ser tan eficaz como fármacos antiinflamatorios no esteroideos, pero con menos efectos secundarios.

Puede contribuir a un sistema inmunológico más fuerte.

Algunos estudios sugieren que la bromelina, que se encuentra naturalmente en el jugo de piña, puede activar el sistema inmunológico. También puede mejorar la recuperación de las infecciones, como la neumonía, la sinusitis y la bronquitis, especialmente cuando se usa en combinación con antibióticos.

Puede ayudar a tu digestión

Las enzimas en el jugo de piña funcionan como proteasas. Las proteasas ayudan a descomponer las proteínas en subunidades más pequeñas, como aminoácidos y péptidos pequeños, que luego pueden absorberse más fácilmente en su intestino.

Te recomendamos en video