Cuatro tips para dejar de morder tus uñas y no arruinar tu manicura

Dile "adiós" al mordisqueo por ansiedad y "hola" a una hermosa manicura

Estamos viviendo momentos que inducen ansiedad y es cuando los malos hábitos solo empeoran. Para algunos se trata de morderse las uñas, un impulso que se siente casi imposible de detener.

Pero no es imposible. Con un poco de concentración y esfuerzo es posible de romper este hábito.

Usa un barniz de uñas especial

Según la doctora Kathleen Rivera, experta en psicología, la mordida de uñas es simplemente una manera de calmarse a uno mismo. "El acto de llevar tus uñas a la boca y morderles proporciona un sentimiento de alivio", explicó en una entrevista para la revista Cosmopolitan.

 

"Es por eso que un truco muy popular para romper el hábito es cambiando la experiencia para que te haga sentir mal. Usa un esmalte de uñas de sabor amargo; algunas personas incluso hacen su propia mezcla de salsa picante o esencia de ajo en su esmalte de uñas", dice la doctora Rivera.

Mantén herramientas de manicura a mano

Siempre que tengas ganas de mordisquear, comienza a limarte las uñas. Si llevas una lima de uñas o un cortauñas contigo, es más probable que las cortes en vez de morderlas.  Guarda algunas de tus herramientas favoritas en tu escritorio en el trabajo para que nunca te encuentres en esa situación difícil en la que tienes ansiedad y no puedes hacer nada más que pensar en tus uñas.

Mantén tus uñas arregladas

Aparentemente, si llevas uñas que están bien cuidadas, podrías desalentarte de morderlas ya que "hay una conciencia de que hemos gastado dinero, tiempo o esfuerzo, y arruinar la manicura puede disuadir el comportamiento", dice la doctora Rivera.

Usa guantes

Si todo lo demás falla, consigue un par de guantes lindos para cubrir tus uñas para que no seas tentada.

Te recomendamos en video