¿Cómo liberarnos de la frustración en tiempos de cuarentena?

La sicóloga y columnista Patricia Lecaros, nos da tips para salir de la frustración en estos tiempos.

Durante esta época de cuarentena, teletrabajo, clases online y distanciamiento social es muy posible sentir emociones negativas como pena, rabia, frustración, ansiedad, miedo o soledad. ¿Qué podemos hacer para liberarnos de ellas? Las emociones son, por definición, intensas y pasajeras. Aparecen en medio de una clase de nuestros hijos, en una reunión de trabajo, en un almuerzo, en medio de la tarde o antes de acostarnos. Podemos sentirnos dominadas por ellas. Nos nublan el pensamiento y nos llevan a conductas adictivas.

En una columna del sitio Verywellmind, Steven Gans, médico psiquiatra y profesor asistente de psiquiatría en Harvard Medical School, nos propone algunas estrategias para lidiar sanamente con emociones displacenteras.

Mantén límites en tus relaciones: Las mujeres solemos estar “sobrevendidas”. Tenemos mucho que hacer. La cuarentena ha multiplicado nuestras responsabilidades: nos exige más participación en el colegio, en la casa y en el trabajo. Por todo eso, es fundamental que no sumes extras a tu día. Es probable que las personas a tu alrededor te sigan pidiendo cosas. Pero practica el autocuidado y prevén el estrés. Sé realista con tu tiempo. Y no dudes en decir: “no puedo. Lo siento. No me alcanza el tiempo”.

Irritabilidad, tristeza y depresión: los alarmantes estragos de la cuarentena en los niños

En China, uno de cada cinco niños mostró síntomas de depresión y ansiedad debido al aislamiento.

Pide apoyo: La rutina diaria en cuarentena requiere aprender o implementar cosas nuevas. Es imposible que manejes todas las competencias para lidiar con tantas demandas. Por eso, pide apoyo cada vez que sea necesario. Como dice el dicho “en pedir no hay engaño”. La otra persona podrá responderte si puede o no ayudarte, pero no pierdas la oportunidad de preguntar.

Time out: ¿Has oído esa frase en los programas de disciplina infantil? El “tiempo fuera” es una estrategia que se ocupa con niños cuando necesitan calmarse de una pataleta; generalmente de rabia. En el caso de los adultos también necesitamos algo similar: alejarnos por un rato de lo que nos causa estrés. Si te frustraste porque no pudiste descargar la app para la reunión, deténte un segundo. Camina unos minutos, respira, vuelve y pide ayuda.

Practica mini-meditaciones: Hay muchas apps y videos online que te ayudarán a tomar una pausa de 1, 3 o 5 minutos. Te permitirán cerrar los ojos y poner tu atención en la respiración. Palabras claves para iniciar tu búsqueda: “mindfulness o “atención plena”. La calma se dará naturalmente al respirar y al observar lo que te ocurre. Puedes partir sentándote de una manera cómoda, respirando más lento y profundo de lo habitual y llevando tu atención y concentración a tus sensaciones. Cuando te distraigas (lo que es normal) vuelve a poner atención en tu cuerpo. Si logras hacer esto por 1, 3 o 10 minutos, habrás practicado una meditación.

Las mamás nunca mueren, viven en nuestro corazón

No todos disfrutaron un feliz día de las madres.