¡No tenga miedo! Guía para sobrellevar su embarazo en medio de la pandemia

Sepa cómo debe acutar en todas etapas del embarazo y la maternidad.

Si usted se encuentra en estado de embarazo, recientemente tuvo un bebé, o está amamantando, debe saber que existen una serie de protocolos para actuar en estos momentos frente a la pandemia por el coronavirus.

Son muchas las incógnitas sobre las consecuencias de un contagio de coronavirus en mujeres embarazadas o bebes recién nacidos.

Durante el embarazo

Actualmente no está claro si las mujeres embarazadas tienen más riesgo de contraer la COVID-19, o si es más probable que tengan una enfermedad más grave. Pero las mujeres embarazadas están a mayor riesgo de enfermedades graves a causa de otras infecciones respiratorias, como la influenza.

Según Mayo Clinic, en un pequeño estudio de bebés que nacieron de madres infectadas con coronavirus, ninguno de los bebés tuvo resultados positivos con la COVID-19, y no se encontró el virus ni en el líquido amniótico ni en la placenta.

Para el médico Mauricio Herrera Méndez, Jefe Nacional de Medicina Maternofetal de Clínicas Colsanitas, no se ha demostrado una susceptibilidad mayor de las mujeres embarazadas ni en el primero, segundo ni en el tercer trimestre de gestación, tampoco se ha visto que sean más susceptibles a adquirir la infección. Lo que si son más susceptibles es que en el segundo trimestre pueden tener más facilidad o son más frecuentes los síntomas de dificultad respiratoria.

Es de resaltar que según los expertos si usted está embarazada y tiene síntomas iniciales de coronavirus, debe saber que su tratamiento se centrará en aliviar los síntomas, y puede incluir tomar mucho líquido y descansar, así como tomar medicación para reducir la fiebre, aliviar el dolor, o reducir la tos.

Trabajo de parto

Para proteger su salud y la de su bebé, algunas instalaciones quizás limiten el número de personas que puede tener en el cuarto durante el trabajo de parto y el parto. Las visitas después de dar a luz también pueden verse afectadas.

Ahora bien, si tiene coronavirus, o esta esperando los resultados de la prueba de detección porque tiene síntomas, el contacto con su bebé después del parto probablemente se verá afectado. Aún no se sabe si los recién nacidos que tienen COVID-19 están a un mayor riesgo de complicaciones graves. Pero existe la preocupación de que los recién nacidos podrían infectarse después del parto si entran en contacto con gotitas respiratorias infectadas.

Los bebés de madres que tienen el virus se pueden cuidar en un cuarto separado, con visitas limitadas.

Guía para el posparto

Otro de los aspectos más importantes a tener en cuenta es los cambios que sufren algunas madres después de tener a sus bebés, uno de los mayores temores médicos es que una mujer sufra de depresión tras el nacimiento del niño.

Y es que durante este tiempo de tanto estrés, quizás tenga más ansiedad sobre su salud y la del recién nacido. Preste atención a su salud mental. Comuníquese con familiares y amigos para tener apooyo mientras tomas precauciones para reducir su riesgo de una infección con COVID-19.

Si tiene cambios importantes en el estado de ánimo, pérdida del apetito, una fatiga abrumadora y le falta la alegría de vivir poco después del parto, quizás tenga depresión posparto, en estos casos la recomendación es hablar con un profesional de atención médica si piensa que puede estar deprimida.

Lactancia

Todavía no se sabe si el virus puede trasmitirse a través de la leche materna. Una investigación limitada no ha demostrado ninguna evidencia del virus en la leche materna de mujeres con la COVID-19. La preocupación más importante es si una madre infectada puede trasmitir el virus al bebé a través de gotitas respiratorias durante el amamantamiento.

Si tiene coronavirus o presentas síntomas y le están investigando por la presencia del virus, Mayo Clinic sugiere tomar medidas para evitar el contagio del virus a su bebé. Esto incluye lavarse las manos antes de tocar al bebé, y, si es posible, usar una mascarilla durante el amamantamiento. Si esta extrayendo leche, lávese las manos antes de tocar cualquier parte de la bomba o del tetero, y siga las recomendaciones para la limpieza correcta de la bomba.

Si es posible, pídale a alguien que esté sano que le dé la leche materna extraída al bebé.

Datos de la OMS

"Hasta la fecha, no ha habido un registro sistemático de datos sobre la infección del COVID-19 en los niños y las mujeres embarazadas, y seguimos estudiando cómo les afecta el nuevo virus. Por el momento, no existen pruebas que sugieran que los niños sean más susceptibles a la infección del COVID-19 que la población general".

"Según las conclusiones del informe de la misión conjunta OMS-China (del 16 al 24 de febrero de 2020), los niños menores de 18 años representaban el 2,4% del total de casos registrados, la mayoría de ellos identificados a través del rastreo de contactos en el núcleo familiar. Además, según el informe, la enfermedad parecía ser relativamente leve en los niños, ya que se registró una proporción muy reducida de casos graves (2,5%) o críticos (0,2%) entre los menores de 19 años".