Estrés y ansiedad disminuyen la calidad laboral durante el 'home office' por cuarentena

El estrés laboral ha ido en aumento pero las horas y la carga de trabajo no pueden disminuir

Mientras que seguimos sin respuestas claras en torno a la pandemia de COVID-19, hemos tenido que buscar las formas de mantenernos seguros y seguir con nuestras vidas.

Algunos han tenido que seguir saliendo a las calles para ganar dinero y otros, han tenido el privilegio de seguir con su rutina laboral desde casa. El problema está en que no hemos sabido adaptarnos del todo a las nuevas formas de trabajo. 

Para muchas personas las horas de trabajo durante el home office no paran, incluso se han incrementado. Y mientras que es una bendición tener ingresos en estos tiempos de crisis, cada vez nos vemos más afectados por el cansancio, la ansiedad y el estrés (el llamado síndrome de Burnout).

Aunque existen estudios que han afirmado que el trabajo en casa es una alternativa ideal para aumentar la eficiencia en las empresas, no toman en cuenta las consecuencias del impacto en la salud mental y emocional de los empleados.

trabajo tóxico

Aún teniendo todas las comodidades y el privilegio de poder trabajar en casa, la gente tiene una sobrecarga de pendientes y si a eso se le suma el estrés y la ansiedad por la situación que se vive, se vuelve más complicado garantizar un rendimiento óptimo.

De acuerdo con Bloomberg, empresa de asesoría financiera, el problema comienza cuando no se establecen límites ni horarios. Las llamadas y los correos electrónicos en horarios inapropiados o fuera del horario laboral se han vuelto una situación "normal" ya que se asume que se tiene el equipo a la mano, todo el tiempo. Además, al no haber traslados de la casa a la oficina y viceversa, las horas laborales aumentan hasta 5 horas.

Esto a su vez hace que cada vez se tenga menos tiempo libre, lo que provoca que los empleados presenten falta de concentración y energía a lo largo del día.

estrés laboral

En 2017, las Naciones Unidas llevaron a cabo investigaciones sobre el estrés y trabajar desde casa, en donde estudiaron a 15 países, incluidos Estados Unidos, Reino Unido, Japón, India, Brasil, Argentina, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Países Bajos, España y Suecia. Se descubrió que el 41 por ciento de los empleados que trabajaban desde su hogar, se consideraban más estresados, en comparación al los que trabajaban en oficina.

Los desafíos para esta configuración en particular son aún mayores.

Aunque la tecnología ha permitido tener nuestra formas de mantener a los equipos de trabajo comunicados, con el paso de los días, se ha convertido en algo agotador.

De acuerdo con la Universidad Clemson, las juntas por videoconferencia y la comunicación remota, ha hecho que nos veamos obligados a prestar más atención pues se pueden malinterpretar los mensajes con mayor facilidad.

Y no es que no sea funcional pero se convierte en un arma de doble filo. La cuarentena está provocando una fatiga psicológica sin precedentes que suele ser ignorada e interpretada como falta de compromiso o de seriedad laboral por las empresas.

Pero la dispersión y falta de motivación es general ya que incluso durante las reuniones virtuales con amigos, parece imposible mantener la concentración en las conversaciones, que han dejado de ser impersonales y malinterpretadas.

trabajo

Te recomendamos en video