La pandemia ha hecho que extrañe a mis amigas de la oficina más que nunca

Hacer home office no es tan genial cuando no tienes a tus amigas cerca

El mundo está pasando por momentos en los que parece que todo es caos y malas noticias. La actual pandemia por COVID-19 nos ha obligado a mantenernos aislados en casa, lejos de la vida en el exterior. Y aunque muchas tenemos la suerte de poder trabajar desde casa, las cosas no han tan fáciles, aún estando fuera de la oficina.

Día a día la incertidumbre nos consume y es inevitable pensar lo peor. Las horas de trabajo no paran, incluso se han incrementado. A pesar de que tenemos las comodidades de casa, hay una gran nostalgia por aquellas amistades que tenemos en la oficina.

No más salidas por café, no más tiempo de chismes en la cocina, ni tampoco de quejarse del mundo cuando el estrés está a tope. 

trabajo

Cuando pasamos casi un tercio de nuestras vidas trabajando, deberíamos asegurarnos de que disfrutamos lo que hacemos, e innumerables estudios demuestran que tener amistades en el lugar de trabajo es un factor importante para mejorar la satisfacción laboral.

Nuestras amigas de la oficina son una pieza clave dentro de todas esas horas de trabajo. Es decir, son las personas con las que pasamos más tiempo, encerradas, estresadas y angustiadas por lo que sucede  en el día. Muchas veces se vuelven confidentes e incluso un equipo de trabajo en el que te puedes apoyar en el futuro.

TAMBIÉN LEE: La crisis por COVID-19 ha aumentando los niveles de ansiedad y estrés laboral

Hay amigas de la oficina que se convierten en familia y el estar tan lejos de ellas, hace que el home office se sienta más pesado. La satisfacción laboral ha disminuido y parte de las razones está en la falta de roce social. Nos sentimos sin energía sin ganas de nada pues no hay otra cosa con qué distraernos más allá de los pendientes.

oficina

Hay quienes dicen que en el trabajo no se puede hacer amistades verdaderas pero es innegable sentir cierto apoyo y hasta cariño por determinadas personas dentro del equipo laboral.

De una u otra manera, nuestras amigas de la oficina nos motivan e impulsan. Hay una retroalimentación que nos hace ser más productivas y creativas. Son un chispazo de alegría dentro del caos diario. Tienes un sistema de soporte sólido cuando algo sale mal. Ellas te dan una razón para salir de la cama por la mañana.

TAMBIÉN LEE: Coquetear mutuamente con un compañero de trabajo podría reducir el estrés, según expertos

Las amistades en el lugar de trabajo no tienen que ser las más preciadas, solo alguien que te motive y en quien puedas confiar por eso, nunca subestimes el poder de tu grupo de amigas. 

No hay nada más poderoso que poder recurrir a otras mujeres que han tenido experiencias similares que pueden ayudarte a sobrellevar los problemas. Pero mientras esto continúe es importante no perder el contacto con ellas, seguir bromeando, comentando y motivándose las unas a las otras aunque sea a la distancia.

trabajo

Te recomendamos en video