Esta es la cantidad de sal que necesitamos para no debilitar el sistema inmunológico

Una investigación precisó que la cantidad máxima que una persona adulta debería consumir al día es de cinco gramos.

La sal es una sustancia blanca, cristalina, muy soluble en el agua, que abunda en la naturaleza en el agua del mar y en la de algunas lagunas y manantiales. Se emplea como condimento para conservar y preparar alimentos, para la obtención del sodio y sus compuestos. Generalmente se presenta en polvo de “cristales pequeños”.

Pero, una dieta con demasiada sal puede ocasionar serios problemas de salud para cualquier organismo, Este producto es dañino para las personas que sufren de la tensión, además de debilitar las defensas y el sistema inmunológico frente a los virus y bacterias.

Dicha afirmación la reveló un estudio realizado por el Hospital Universitario de Bonn (Alemania) que publicó días atrás la revista Science Translational Medicine.

En la investigación se emplearon en un principio “ratones” y luego se pasó el estudio a los humanos, Las personas voluntarias consumieron al día seis gramos adicionales de sal y mostraron, en un lapso de tres semanas, deficiencias inmunológicas frente a las bacterias.

La medida perfecta

El Hospital Universitario de Bonn en su investigación precisó que la cantidad máxima que una persona adulta debería consumir al día es de cinco gramos, mientras que en un niño no debe superar los 2,5 gramos.

“Consumir demasiada sal y en exceso debilita significativamente una parte importante del sistema inmunológico”, explica Christian Kurts de la Universidad de Bonn.

La sal es filtrada por los riñones, que disponen de un sensor que se activa cuando es necesario, pero que además provoca la acumulación en el cuerpo de glucocorticoides.

Estos inhiben la función de un tipo de glóbulo blanco, los granulocitos, que son unos macrófagos que atacan principalmente a las bacterias, pero si no lo hacen correctamente las infecciones son mucho más graves, explicó la investigación.

Riesgos de consumir sal en exceso

– Eleva las probabilidades de los accidentes cerebrovasculares, propiciando hemorragias cerebrales, que provocan aproximadamente un tercio de los fallecimientos por enfermedades circulatorias.

– Produce insuficiencia cardiaca e infartos, ya que el corazón se vuelve incapaz de bombear sangre necesaria para el cuerpo.

– Dificulta la función de los riñones, disminuyendo la filtración, potenciando la hipertensión, además de predisponer a la formación de cálculos.

– Favorece el sobrepeso, al aumentar la sensación de sed e hidratarse con bebidas azucaradas.

Licuado de piña y apio para bajar de peso

Logra un vientre plano y una figura esbelta.

Te recomendamos en video: