5 señales que te dirán si estás experimentando 'burnout' laboral por exceso de teletrabajo

Si tu trabajo no te emociona como antes o te sientes siempre agotado, mantente alerta a estas señales.

Durante la cuarentena forzada por la pandemia de coronavirus, miles de personas han migrado a oficinas improvisadas en sus hogares para darle respuesta su nueva labor, el teletrabajo.

No obstante, desde que la tecnología empezó a arropar al mercado laboral es una práctica que se realiza en todo el mundo. 

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, en México hay por lo menos 2 millones 600 mil personas que desarrollan su profesión mediante esta vía y que por supuesto, ha ido en alza.

A pesar de las grandes ventajas que ofrece, especialmente en periodos como los actuales donde hay un riesgo elevado de contagiarse, también puede traer problemas que atenten contra la salud física y mental del trabajador.

Teletrabajo El burnout se convierte en un padecimiento crónico. - Pexels

Efectos adversos del teletrabajo

Aunque muchos piensen que estar en casa es sinónimo de comodidad y tranquilidad, en realidad el teletrabajo en exceso tiene consecuencias o señales que indican que hay un desequilibrio.

Algunas manifestaciones son sentimientos de agotamiento físico y mental, manifestar constante irritabilidad, dolores de cabeza frecuentes, problemas para dormir, falta de motivación y baja productividad.

La sobrecarga de responsabilidades puede ocasionar burnout, o síndrome del quemado en español, que se vuelve crónico.

¿Cómo evitar sobrecargarse de trabajo con el home office de cuarentena?

Establecer horarios de trabajo y hacer una lista de obligaciones para el día es un buen punto de partida.

Este se manifiesta luego de planificar de manera consecutiva por varios días largas sesiones de videollamadas, asumir más responsabilidades de las que usualmente tienes y que por esto, tengas que reducir tu tiempo de descanso.

Asimismo el estrés se incrementa por la poca confianza por parte de los jefes, una constante vigilancia y  hasta por llamadas a altas horas de la noche.

Las personas que carecen de competencias organizativas son más propensas a padecerlo, por lo que algunos consejos para prevenirlos están orientados a la designación realista de actividades a desarrollar en un día.

Recuerda, siempre habrá más trabajo del que puedas hacer solo en ocho horas de tu jornada.

Te recomendamos en vídeo: