logo
/ Beatriz CamachoModa y tecnología, la unión que tiene como madrina a Beatriz Camacho
Colombia 06/08/2021

Moda y tecnología, la unión que tiene como madrina a Beatriz Camacho

La diseñadora presentó una colección que celebra la poesía de la naturaleza colombiana con los colores de un smartphone.

Beatriz Camacho ha llevado la esencia de las texturas, los volantes y las siluetas amplias en una propuesta de ejecución impecable a lo largo de su carrera como diseñadora. Esto, más los performances evocadores y ensambles que han constituido su línea creativa, le han dado la oportunidad de ser una de las diseñadoras más reconocidas en el país.

Es una creadora que ha sobrepasado las fronteras llegando con sus creaciones a muchas partes del mundo. Ahora, en los tiempos donde las nuevas tecnologías mandan la parada en el diseño de moda, Beatriz no se quedó atrás y por esta razón, creó una colección de ropa alineada con los colores de un smartphone.

Colombiamoda 2021 fue el marco perfecto para presentarla, despertar en un mar de sal, la moda y la tecnología son tres aspectos que juntos dieron como resultado “Flor de Sal” una colección en alianza con la compañía de tecnología vivo.

“Hoy vivimos en un mundo donde lo digital hace parte de nuestras vidas. Sin duda los celulares son casi una extensión de nuestro cuerpo. Se convierte en una herramienta indispensable para capturar y atesorar momentos que nos inspiran” le cuenta la diseñadora a Nueva Mujer.

Y es que moda y tecnología van cada vez más de la mano, los procesos de diseño y producción se han modernizado gracias a la tecnología. La interacción entre equipos dentro de la cadena de producción es mucho más ágil a través de herramientas de gestión de prendas. Y los eventos son un espectáculo que fusiona música con tecnología, prendas wearables en algunos casos y una cobertura digital en tiempo real que traspasa fronteras.

“Siempre he sido una gran creyente de que la moda evoluciona, incluyendo cada vez más a la tecnología, no solo porque permite crear piezas maravillosas y que sean más conscientes con el medio ambiente, sino también porque la tecnología nos permite comunicar y transportar esas piezas al mundo” apunta la diseñadora.

Como si se tratara de Volver al futuro, no dejamos de sorprendernos con las iniciativas innovadoras que surgen cada año uniendo moda y tecnología. Éstos son la fórmula de un conjunto ideal para acelerar los procesos internos de las marcas y ofrecer a sus consumidores experiencias únicas y personalizadas.

Así lo hizo Beatriz quien se unió a la compañía vivo, para presentar la colección “Flor de Sal”, una celebración de las salinas colombianas “patrones orgánicos que salen de los cristales de sal a los que imaginariamente llamo Flores de Sal. Es esa aparición del arcoíris que destellan los prismas de la sal al contacto con el sol. Ese arcoíris que nos llena de esperanza es un nuevo amanecer entre rosas y lila” agregó Camacho.

38 looks hicieron parte de la propuesta del ‘universo resort’ de la diseñadora, inspirada en la poesía de la naturaleza.

“Me llena de emoción hacer parte de esta colaboración, especialmente porque la moda ha ido evolucionando a tal punto que se ha convertido en un proceso experiencial. Así como vivo utiliza su tecnología para permitirnos inmortalizar momentos especiales y conectar con otros, yo siempre he utilizado la tecnología para construir un estilo de vida desde su comunicación digital, que yendo mucho más allá de una intención comercial, procura siempre inspirar, transmitir emocionalidad genuina y conectar con los demás” afirmó.

La paleta de colores de la colección reflejó los prismas de sal, creando el efecto de un arcoíris y coincidiendo con los colores del celular V21, “es una paleta de colores refrescantes; lilas, limas, azules del cielo, rosas. Siluetas sueltas y cómodas para el día a día de la mujer BC en la cotidianidad. Algodones y sedas con cortes asimétricos y volumen que le dan forma a una mujer femenina. Detalles de flecos y cinturones de cuerdas a la cintura que se convierten en los perfectos complementos de cada prenda” apuntó.

Con sus raíces en Cartagena, Colombia; el Caribe siempre ha sido una inspiración para cada colección. El resultado se manifiesta en un espíritu espontáneo y sofisticado encontrado en patrones que retratan aquel legado cultural. Para Beatriz Camacho, cada prenda cuenta su propia historia y comunica una visión que va más allá del plano físico, al inspirarse no solo en la naturaleza sino también en una gran variedad de sensaciones y emociones.

Beatriz Camacho considera importante tener una conexión especial con cada prenda, por esto se concentra en crear piezas duraderas, que se vean y se sientan aún mejor sobre la piel, por eso el uso de materiales sostenibles y fibras naturales como el lino, la seda y el algodón son esenciales en su trabajo.