logo
¿Como cambiará nuestra vida después de la pandemia?
Colombia 09/06/2021

¿Como cambiará nuestra vida después de la pandemia?

Beto Bravo es un psicólogo colombiano de la Pontificia Universidad Javeriana, con más de 17 años de experiencia. Mentor y Coach individual y de equipos, para grandes empresas y ejecutivos implementando La programación Neurolingüística, el Coaching, el Eneagrama, y su Método de Rediseño de Arquitectura Personal.

Durante la pandemia se ha dedicado a hablar sobre la importancia de autoconocerse y alinear tres dimensiones: relaciones, recursos y resultados, para lograr las metas personales.

Hablamos con él sobre los cambios que dejará la pandemia en las personas y esto nos dijo:

¿Como cambiará nuestra vida después de la pandemia?

La vida es dinámica. Esto implica que siempre está en cambio y evolución. Es natural en todo sin excepción y por consiguiente en el ser humano, así como en las sociedad a la que pertenece.

La pandemia lo que hizo fue acelerar ese cambio y reforzar tres puntos clave: la importancia de ser conscientes del entorno, de hacernos cargo y de entrar en acción.

Si las personas no toman decisiones, el dinamismo de los grandes ciclos avanzará y tomará la decisión por ellas. El movimiento y el cambio son temas inevitables, por lo que quedarse quieto es involucionar.

Con estos 3 puntos clave, la pandemia nos ha invitado a recordar lo básico: el poder de lo de lo simple. También nos ha llevado a sensibilizarnos y dejar de vivir en simpatía para entrar más en empatía e incluso en compasión, que se traduce en empatía en acción.

Esta coyuntura global también nos ha invitado a soltar aquello que cargábamos por inercia y sin sentido, como los egos y los deseos de control. Es una invitación a vivir con mayor fluidez, armonía y equilibrio. Estamos en estos momentos de mucho movimiento, tanto mental, como emocional y físico. Es un momento para sacudirnos, replanteamos y buscar una vida mejor.

La intención de cambiar y equilibrarse siempre será positiva. Sin embargo, en algunos casos no son adecuados los caminos que estamos tomando para llegar a esto. No hemos caído en cuenta que para buscar armonía equiidad, bienestar y equilibrio necesitamos gestar lo mismo. En ese punto es donde estamos desalineados.

¿Qué volverá a ser como era antes y qué podría cambiar para siempre?

Las cosas, la vida e incluso nosotros mismos nunca somos como antes. Siempre evolucionamos, con mayor o menor sutileza, velocidad o intencidad. La pandemia no nos ha traído cambio, nos ha regalado mayor consciencia del cambio. Hoy, con mayor claridad, podemos saber que nada será como antes. Todo viene cambiando y la pandemia ha hecho que el cambio sea más notorio para todos.

El cambio y la necesidad de hacernos cargo de nosotros mismos es lo único que permanecerá en el tiempo: asumir los resultados de nuestras acciones, pensamientos y manejo emocional. De otro lado, lo que cambió definitivamente es la valoración por la vida: reencontrarnos con nuestros seres queridos, acortar más las distancias y lo relevante que es relacionarnos y tejer redes de apoyo.

Estamos en el mundo para algo más que solo vivir como autómatas en un trabajo detrás del dinero y detrás las etiquetas asociadas al éxito y la prestigio. Ahora atesoramos más el tiempo, a los seres amados y a los espacios personales.

¿Como debemos enfrentar el cambio?

El cambio debemos afrontarlo con naturalidad, fluidez, optimismo y con coraje. Debemos comprender que es un proceso constante y no un resultado, el cuál debemos asumir conscientes: con claridad mental. También debemos estar abiertos a él, a través de mayor consciencia emocional. Por último, también atentos: con mayor conciencia de nuestras acciones.

Cambiar es un regalo, es renovarnos y tener la oportunidad de ser originales. Es volver al origen, pero con mayor experiencia, conocimiento y madurez.

¿Cómo afrontar los miedos ante la incertidumbre que vive el mundo por la pandemia?

La única certeza que existe es la incertidumbre. Así que estamos en un terreno conocido. Ninguno de nosotros sabe realmente que viene para nosotros y para el mundo en el futuro cercano.

El miedo es un emoción fundamental y realmente con un gran sentido. Primero, es importante aclarar que miedo no es cobardía. El miedo lleva para movilizar en nosotros la atención hacia nuestros recursos, mentales, fisico, emocionales, entre otros. Llega para invitarnos a revisar si siento o creo que estoy preparado para afrontar un desafío, ya sea interno o externo.

Sin esta emoción activa o si la ignoramos, entraríamos en acción en situaciones sin sentido que pueden ser peligrosas, autodestructivas e irracionales. Un ejemplo es cuando te detienes en la esquina de una gran avenida a esperar un momento sin vehículos para poder cruzar. El miedo te enseña que si avanzas mientras vienen vehiculos a alta velocidad, puedes ser agredido y lastimado.

En resumen, el miedo lo debemos afrontar como lo que es: una información. Es una alerta que nos invita a revisar lo que debo hacer o no hacer, como debo hacerlo y con qué recursos cuento para poder afrontar determinada situación y superarla.

¿Por qué cree que le tenemos miedo al cambio?

Es una situación natural. Es uno de los tres grandes miedos que tenemos los seres humanos. Tenemos miedo a cambiar, a fracasar, y curiosamente, a ser exitosos.

Esta comprobado que le tenemos miedo a lo desconocido, porque perdemos el control. También tenemos miedo al fracaso porque pone en evidencia la vulnerabilidad y lastima nuestra imagen y valoración ante nosotros y ante el grupo social.

Por último, tenemos miedo al éxito porque nos lleva a una responsabilidad mayor y a una visibilidad cargada de mucha exigencia. Nos obliga a querer y necesitar el mantener la posición de privilegio. Como lo comentamos anteriormente, el cambio es constante y nos cuesta aceptar que es cuestión de tiempo para cambiar de posición o rol en el entorno.

Aunque en todos habitan estos tres miedos, uno de esos es predominante en cada uno de nosotros debido a nuestra historia, experiencia y la manera como las hemos intrepretado a través de los años.

Sin importar cuál sea el miedo predominante en nosotros, estamos llamados a escucharlo y comprender de qué nos cuida e igualmente, con esa claridad, entrar en acción con coraje.

Qué consejos nos puede brindar para perderle miedo al cambio.

Escucharlo. Entender qué es lo que este miedo quiere decir: de qué los cuida o protege. Este miedo muestra qué quieren conservar o qué le cuesta soltar. Después de esa fase de comprensión, entrar en acción con mayor tranquilidad, valoración, consciencia y determinación.